viernes, 13 de marzo de 2009

CoN FriDa







12 comentarios:

Southmac dijo...

El turista... ¿siempe es subnormal?

Andriu dijo...

¿El turista? ¿Qué turista? Yo sólo veo a una "chilanga" (nacida en el DF) encantadora y a mis amigos de toda la vida, uno de los cuales lleva ya 5 años viviendo en la ciudad de Mexico. El turista es subnormal cuando no se interesa por conocer la riqueza y diversidad del lugar en el que se encuentra, o cuando sigue a pies juntillas lo que le dicta su guía sin salirse nunca de ese guión ni tener un poco de iniciativa propia, o cuando... En fin, hay varios tipos de turista subnormal. Pero no confundas una cosa con la otra. Es perfectamente posible salirse de este esquema, ser más viajero que turista, y aún así sacarse una foto chorra delante de una estatua o monumento. Anda, Southmac, no te pongas tan grave y circunspecto, que no te queda nada bien: el único que tiene derecho a quejarse por esa tocada de teta es ese Diego Rivera en bronce que contempla la escena. Aunque teniendo en cuenta que la fidelidad conyugal no era su fuerte, quizás ni él tenga derecho a tan ceremoniosa protesta.

Un saludo.

Pedro Villarrubia dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Pedro Villarrubia dijo...

El bronce puede que les vaya a Pessoa, e incluso a Lorca y otros escritores, pero a Frida y a Diego Rivera desde luego no.

Si Rivera viviese les hubiese corrido a balazos al escultor, al promotor y al propio alcalde. Frida y él les habrían llamado "hijos de la gran chingada" o algo parecido.

¡mira que cargarse el color! ¡Su color!¡los autores no pueden ser mexicanos!

Anónimo dijo...

Las chicas circunspectas, tomandose más en serio y quizá pensando en la tragedia de Frida. A Yaiza se la ve más relajadita con ella.
Los chicos confianzudos con Frida, aprovechando la ocasión de que Rivera casi no se atreve a ponerle la mano en el hombro, ellos la han arropado y Alberto, mejicano de adopción llega casi a interponerse entre Frida y Rivera,muchos años por esas tierras.....

Qué felices se les ve.
Yo también reivindico el color, mucho color para esas esculturas.
Un beso.
Castora

MARONINI dijo...

"A Frida le duelen los huesos, y mirándose al espejo pinta todo su dolor, a Frida le duele la vida, y aprendiendo de su herida llena todo de color...Diego mi Diego, Diego mi amor, por qué pienso que eres mío, si eres sólo tuyo Diego..."(Pedro Guerra, aunque seguro lo saben ya)

Bonitas fotos

Besos musicales.

Francisco Sianes dijo...

Andriu,

Hace muchísimo tiempo dejó un largo comentario en mi blog, en uno de los artículos dedicados al sistema educativo de mi país.

Disculpe que no le contestara en su día: torpemente, no configuré el blog para que me notificara vía mail cada comentario, por lo que no contesté algunos de los comentarios que me dejaron en textos antiguos.

Lamento haber cortado involuntariamente el debate. Cuando lo desee, si lo desea, podemos proseguirlo.

Un cordial saludo.

Albatros dijo...

Andriu, una duda bloguera ¿puedo publicar una entrada sin que salga "Publicado por..."?


Gracias de antemano.

Albatros dijo...

Sí se puede...es en diseño, espero haberte servido de ayuda Albatros.


Muchas gracias...



Acto seguido de peguntarte lo "encontré".

Olviden esto.

Yaiza dijo...

Una vez Frida dijo "En mi vida he sufrido dos grandes accidentes en mi vida: uno fue en autobús, y el otro Diego". Pues con esta escultura en bronce ya tuvo un tercero.

Está claro, falta el color.

Si nos hubiera tocado en un época más inconsciente (o más consciente) y con unos tequilas encima, igual nos hubiesemos animado a colorearla. Gajes de la maduréz.

Saludos

Andriu dijo...

Tienen más razón que un santo. Contesto a todos escribiendo un post al respecto.

Francisco: recuerdo aquellos tiempos en los que visitaba otros blogs y dejaba interminables comentarios y tenía tiempo para debatir... Quizás más adelante. Gracias por contestar de cualquier forma.

Un abrazo.

Francisco Sianes dijo...

Por supuesto, Andriu. Cuando lo desee, si es que lo desea. Estoy comprometido con el aprendizaje de la paciencia y de la calma.

Otro para usted.