lunes, 3 de diciembre de 2007

DeScAnSo DoMiNiCaL

Quizás han sido los colores del día, la nitidez del cielo tras las últimas lluvias, el resurgir del sol en esta mañana de domingo, de alto en el camino, lo que me haya traído de nuevo a este blog, tras seis posts sin escribir nada, a base de retazos de viento, de Sólo-fotos.

El domingo pasado sentí el impulso. Y escribí un cuento. Un minirrelato de dos folios. Posiblemente en breve se publique en esta página. Pero en realidad, hace tiempo que otros menesteres absorben todas mis energías: el curro, los otros dos blogs de clase, la compra de una casa... y otros asuntejos.

Pero este fin de semana han venido mis padres a casa y, aunque sin dejar del todo de lado esas cuestiones (ayer les enseñé mi candidata favorita a próximo home, sweet home), lo cierto es que se ha instalado en mí una sensación de receso, de paréntesis temporal, de incursión retrospectiva a los postreros días del verano.

Hemos caminado Famara.

La playa esta mañana lucía esa estampa de diciembre veraniego que en ocasiones presenta Famara. El cielo azul casi sin nubes, el sol bajo pero picón, el aire frío y limpio aunque en calma, el agua gélida, sólo apta para surfistas con traje de neopreno.

Hemos caminado, conversado e inhalado mucho salitre.

La chica de la foto, espalda contra espalda, se entega al sol en un vis à vis.

La montaña, detrás, imita su sinuoso sentar.


En la azotea cuido y riego cuatro macetas, temporalmente. Me pidió un amigo que se las guardara durante una semana pues sus padres habían venido de visita. El miércoles por la noche procedimos al traslado. Las envolvimos en bolsas negras de basura y las traladamos en su coche, furtivamente. De vez en cuando me manda un sms en clave: Q tal le va a maría?. La cosa me divierte, aunque tanta precaución por su parte me hace sentir levemente delincuente.

Mis padres no se lo han tomado a mal. Probablemente porque saben que mis cuidados con la garganta excluyen la posibilidad de que alguna vez me haga fumador. Ayer mi madre se preocupó de agrupar las plantas, pues el viento amenazaba con derribar las macetas. Hoy mi padre me preguntó si me estaba encargando de regarlas. Creo haber percibido algo más que mera curiosidad intelectual en su pregunta; acaso lo animaba una intención recordatoria.

El caso es que ahora me pregunto: ¿por qué no se quedó mi amigo las plantas en su azotea, diciéndole a sus padres simplemente lo que yo: que un amigo se las había confiado, pues sus padres habían venido de visita?

Sólo espero que ninguno de mis vecinos lea este blog o que, para cuando las autoridades competentes lleguen a él, a instancias de algún ciudadano beato y bienpensante, los padres de mi amigo hayan terminado ya su visita.

...Y tras estos comentarios y fotos algo inconexos, sin más relación que la de pertenecer todos a esta mañana de domingo, me despido, entre bostezos, desde la cama, enfundado entre edredones, presto para ingresar con feliz indolencia en el sueño despreocupado de una impostergable siesta...


7 comentarios:

Anónimo dijo...

Excenlentes las fotos, Andriu, de la serie "Coleccionando viento". Magníficas las de "300 segundos", que me han inspirado una serie de fotos desde la terraza de mi casa. Por favor, publica pronto tu minirrelato. Yo, armándome de valor, publicaré un microrrelato mío en mi blog. Creo que se nos van haciendo urgentes el puente de diciembre y las vacaciones de Navidad. Sin palabras a veces expresamos mucho más y mejor lo que sentimos. Un fuerte abrazo, amigo. Ricardo

EL Cizaña dijo...

Hola artista!

Hacen falta ya unos dias de descanso. Yo los lunes tengo 'depresion post-vacacional'

Oye, si no me equivoco, esa planta que se ve en la foto es un macho. Dile a tu amigo que le eche un vistazo.. los machos ya se sabe como son, en cuanto pueden se ponen a polinizan todo lo que pillan.


También espero ese relato

Andriu dijo...

Ricardo... gracias por lo de las fotos.

La de "300 segundos" está inspirada en la famosa serie de Monet de la catedral de Rouan. Pero en vez de estaciones lo que pasan son segundos. Lo que más voy a echar de esta casa es, sin duda, el espéctaculo de ver amanecer desde esa ventana al cosmos.

Me pasaré por tu blog para leer ese minirrelato: ¿para qué tenerlo más tiempo apolillado en la mesita de noche? Escribir se hizo para compartir.

Ese puente, esa navidad y, sobre todo, ese 30/06/08...

El cizaña... publicar esta foto y acudir tú presto al blog ha sido todo uno, uno y trino; qué olfato.

Así que macho... yo pensaba que esas protuberancias blancas eran los cogollos germinando, pero ya veo que no; que son los huevecillos.

Un abrazo a ambos.

Anónimo dijo...

Hola andrew!! bonitas fotos!
sin relación alguna con tu post, pero margarita, la "profe" de lógica te manda recuerdos (pasamos la semana en san sebastián en un congreso y hablando de antiguos alumnos le comenté que hacías y que sabía de ti por el blog)(según sus palabras, eres uno de sus alumnos preferidos de todos los tiempos). Asi que cumplo con mi labor de mensajera y te transmito los saludos...y de paso te mando un beso desde la demasiado llena biblioteca de la uned (como en los viejos tiempos!)

Andriu dijo...

Qué recuerdos me traes...

¿Te acuerdas de aquel juego de lógica en el ordenador que nos puso un día, con formas, colorines? No recuerdo bien qué es lo que había que hacer, algo así sobre mundos posibles, no sé, no recuerdo...

Si la vuelves a ver, dale recuerdos míos pero no le digas que para la oposición de 82 sólo dejé 2 temas sin preparar: uno era el de Hegel; el otro: la lógica simbólica.

Eso sí... calculé la probabilidad que había de que me saliera esa combinación.

(Y por cierto, la primera bola fue, precisamente, el de la lógica... imagínate el acojono)

San Sebastián: ¡cómo se cuidan las filósofas matemáticas como tú!

Anónimo dijo...

jajaja, mira que dejar la lógica simbólica sin preparar! pero si se te daba muy bien!

en fin...el programa se llamaba el mundo de tarski..y tanto que me acuerdo, me ha tocado más de una vez explicarselo a los alumnos (aveces la sustituyo cuando no puede ir a clase...los alumnos me llaman "la becaria", no comment)

Andriu dijo...

¡¡¡El mundo de Tarski!!!

Qué alegría rescatar del olvido algo que sin la ayuda externa de nadie hubiera sido absolutamente imposible. Claro que sí, el amigo Tarski: ¿era un lógico, no?

Gracias, "becaria", por tus recuerdos.

...Oye, Cizañas, que tenías razón. Dos de las plantas resultaron ser machos, pero mi amigo no lo sabía cuando me las trajo. Yo al no tener ni pajolera idea de botánica psicotrópica las puse todas juntitas y revueltas, con lo que probablemente los machos hayan polinizado a las hembras (ley de vida). Ya se las llevó el colega. Va a tirar a la basura los dos machos y respecto a las hembras, cruzo los dedos para que no hayan quedado fecundadas.

¿A quién se le ocurre confiar el cuidado de unas plantas de maría a un gargantítico?

Por cierto, "becaria", supongo que firmas como "anónimo" para que no se te confunda con la prota de este post...

Un saludo y un consejo: ¡sed felices y polinizad!