miércoles, 20 de febrero de 2008

CaRtA aL FuTuRo 4


"En las casas antiguas se van haciendo renovaciones, arreglos y obras continuamente puesto que la casa es muy grande y poco a poco se van teniendo nuevas ideas respecto a ésta. Dentro de 12 años aproximadamente la casa tendrá muchísimos cambios más, por tanto voy a nombrar más o menos como está la casa. El granero, lugar donde ahora estoy, ya restaurado hace tiempo, ha quedado muy bien respecto a la obra".


Hay que ver cómo se van poblando poco a poco las casas con muebles, libros, cuadros e innumerables cachivaches que atesoramos sin darnos cuenta, plagando todo el espacio de objetos cargados de afectos y recuerdos.

Me encantó sacar esta instantánea con la que poder gráficamente comparar el antes y el después del granero. Me pregunto si fui yo quien sacó aquella foto hace más de 18 años, con mis padres al fondo. En cualquier caso, disfruté colocándome, tratando de encontrar el punto exacto desde el cual sacó la foto aquel fotógrafo anónimo.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Preciosísimo el granero. Y tiene tanto espacio que en sí es un apartamento. Me encanta, mira a ver si tus padres me admiten allí una temporadita. Un abrazo. Ricardo.

Anónimo dijo...

Por cierto, yo también he sentido esa emoción de hacer la misma foto muchos años despues del mismo lugar y desde el mismo sitio. Otro abrazo. Ricardo.

Andriu dijo...

La verdad es que Montse ha cogido número antes. Aunque por espacio que no sea...

Eso sí, mis padres me van a tirar de las orejas como siga así, cuando vean a una cohorte de bloggeros con las maletas a cuestas a las puertas de su casa.

Un abrazo.

Montse dijo...

Bueno, podemos ocupar los dos la misma habitación, así tus padres te tirarán menos de las orejas, jajaja. Además, podemos compensar las molestias con manjares de la tierra: buen queso manchego y bueno vino. Y si soy capaz de hacer unas gachas manchegas y una buena caldereta de cordero entonces tus padres no te tirarán de las orejas, te lo aseguro. Lo malo es que yo no sé cocinar y tendría que venir conmigo un experto en estas tareas, pero eso significaría un inquilino más, así que tú me dirás, jajaja.

Saludos, Montse