viernes, 4 de julio de 2008

LeAnDrO PeRdOmO 3


"A los tres días me encontraba navegando en un viejo velero rumbo a América. Íbamos sesenta hombres y una mujer. La mujer era la esposa de uno al que no se le ocurrió nada mejor que llevarla con él".


"No quiero contarte las cosas que sucedieron durante los cuarenta días de navegación a causa de la mujer. Casi matan al marido y casi la matan a ella... Todos querían "abusarla". Y gracias que el marido, como buen isleño bastante desconfiado, tuvo la precaución de llevar un revólver. Viejo y antiguo era el revólver, todo destartalado que yo no sé si acaso funcionaba, pero gracias a él pudo el fulano mantener a raya a aquellos más exaltados que a toda costa querían trompicarla... a la mujer. Pero bueno, este es otro asunto".



"Como te decía, habíamos salido de una playa de Las Palmas sin pasaporte ni documentación alguna, clandestinamente. Otros ya lo habían hecho en pesqueros más viejo y más pequeños y todos habían llegado a Venezuela. Lo que pasamos en la travesía no es para narrarlo. Se nos acabaron los víveres y gracias a un barco japonés que nos tropezó en ruta y nos dio algo. Después tuvimos que racionar el agua. Más tarde se nos rompió el palo del velamen, que al fin pudimos arreglar; y por último, cuando el barco empezó a hacer agua por un costado y no descansábamos achicando, tuvimos la suerte de avisar tierra. Eran las costas venezolanas. Estábamos salvados".


"Al acercarnos a la Guaira nos salió al encuentro una falúa con policías. Casi de remolque entramos en el puerto. Allí nos rebuscaron, nos controlaron, nos inscribieron seguramente en la lista de extranjeros refugiados y, sin más requisitos, nos dejaron ir a cada uno donde quisiéramos. Al patrón y al negociante de la expedición (nos cobraron por cabeza tres mil pesetas) creo que los detuvieron, y el barco quedó fondeado en la bahía para que allí se pudriera, como había sucedido con otros llegados anteriormente. Yo, con dos más, uno de La Gomera y otro de Lanzarote, me puse enseguida camino de Caracas. Extendida bajo un sol caliginoso se respiraba en la ciudad el ímpetu de un pueblo joven, laborioso, lleno de energías y lleno de afán de lucha por el medro personal y... la expansión económica de la nación entera. Este afán y esta lucha la manifestaban, más que los nativos, los miles de emigrantes que de Europa llegaban a la República en busca del vellocino de oro, sobre todo portugueses, italianos y españoles".

(Leandro Perdomo: Nosotros, los emigrantes)



9 comentarios:

Hinaiseki dijo...

Me queda mucho por aprender y por ver sobre la literatura canaria. También de la española en general, pero es que la lengua de Cervantes me ha parecido un tostón desde que tengo uso de razón. Y su literatura, salvo excepciones, me repele mucho...

Igual es que los autores que nos enseñaban en clase eran los más muermos o que mi experiencia con La Celestina sin traducir al castellano moderno y con grafías como "f" en lugar de "s" me ha dejado trastocada de por vida.

Sea como fuere seguiré prefiriendo al satírico e hilarante Terry Pratchett por encima de todas las cosas XD.

En fin, que te vas a EEUU... ¡qué suerte! Aunque EEUU no es un sitio que me atraiga, siempre es una suerte poder irse lejos. Algún día me gustaría visitar algunas zonas de EEUU, sobre todo los campos de Pennsylvania etc, ya que las ciudades sí que no me atraen nada. Soy más de campo que una amapola y nunca me han gustado, razón por la que desespero en Madrid u_ú

En fin, después de este post donde he contado media vida en prosa... me despido esperando que estés muy bien y disfrutando de este tiempo de descanso ^^

Anónimo dijo...

Me alegra qeu a través de la lectura de este libro de Leandro Perdomo, nos hayas hecho refelxionar de nuevo, sobre la el fenómeno de la emigración. No es tan distinta la situación de aquellos antepasados nuestros , canarios, pero también gallegos, vascos y andaluces que tuvieron que dejar su tierra, para buscar un futuro mejor y salir de lasituación de penuria enla se hallaban, a la de los tantos inmigrantes que recibimos hoy en día. Que no se nos olvide nunca, que esos fenómenos son cíclicos, ojalá que no nos toque emigrar por necesidad económica, pero si a´si fuese hemos de tener siempre presente queno fuimos los primeros y que hay mucho que aprender . Despojarnos de la tierra donde nacimos para marchar a otro lugar a buscarnos el guiso , como dice un amigo, debe ser algo duro si es forzado. No así si es por el placer de tener experiencias nuevas y gratificantes enun nuevo páis , y en un contexto socio - cultural distinto al que estamos acostumbrados. Siempre dispuestos a aprender como tú en tu viaje a Texas. Un abrazo de Juani.

Carse dijo...

cuando puedas pásate por mi blog y me contestas por favor.


gracias

Carse dijo...

Ya hice el meme, pero sólo invité a uan persona jajaja.


Saludos!!!

Dracón el filósofo dijo...

Digo lo mismo que Carse, aunque yo no invité a nadie.

No puse fotos, no me gustan demasiado...

Cuando puedas, pásate.

Un saludo

Andriu dijo...

¡Hoooola!

Sorry, he estado liado hasta para contestar en el blog: una despedida de soltero de 3 días, la mudanza, las despedidas...

Hinaiseki, tendré que probar con Terry Pratchett. A mí la literatura española o en español me encanta. A veces me voy a la biblioteca familiar y cojo una novela al azar, pero intento que no sea ninguna traducción al español, sino una escrita en nuestra lengua. Siento que la disfruto más, que empatizo más con lo que se cuenta y con cómo se cuenta. Aunque no siempre.

Leí la Celestina hace relativamente poco, por segunda vez. Y me parece un texto extraordinario. Aunque no recuerdo lo de las "f" por "s"; estaría ya adaptado.

En USA me voy a Tyler, donde no sé si habrá o no amapolas, pero sí que hay un cultivo extenso de rosas.

Juani, nadie como tú para sentar cátedra sobre temas de inmigración. Sí, fuimos inmigrantes. Y yo ahora me siento casi como uno más. ¿Sabías queSan Antonio de Texas fue fundado por gentes de la Villa de Teguise, tu ueblo natal?

Carse y Dracón, me encantaría que se engancjaran a esto de los blogs, a esto de escribir, más allá de lo académico y de lo curricular, por puro imperativo fisiológico.

Me voy a acostar.

Vengo de una cena de despedida de la isla. Mañana cojo el barco. Últimamente todo son despedidas. Cada vez me está costando más dejar Lanzarote y todo lo demás.

Carse dijo...

Algún día me gustaría poder hacer igual que tú e irme a un lugar totalmente distinto...por ahora mi objetivo más inmediato es el de viajar (cuando mis estudios lo permitan) durante un año, o al menos un par de meses, por varios países...Me encanta viajar...y perderme.

Por cierto...seguirás escribiendo en el blog ¿no? Espero que sí jeje.

Ciao!

Albatros dijo...

Hola de nuevo.

Era para que supieras que ahora mi blog tiene un lavado de cara superficial.

http://v4ps.blogspot.com/

Espero que guste.

Ciao.

Andriu dijo...

Yo cuando terminé COU (2º de bachillerato) hice el interail con unos colegas y luego lo repetí 2 veces más, una solo y otra con los mismos colegas.

Un mes recorriendo países de Europa en tren sin más peso que una mochila con 2 o 3 mudas.

Lo malo es que cada año ha ido subiend de precio y ya sí que no resulta rentable.

Otra opción es estudiar un año fuera, con una beca Erasmus u otra similar. Yo no lo hice y me arrepiento.

Seguiré escribiendo en este blog. No puedo dejarlo. Es un enganche.

Eso sí, por ahora no tengo pensado cambiarle la faz al blog.

Un abrazo.