martes, 29 de julio de 2008

RuGiDo NoCtUrNo


"Nueva York sigue siendo una tormenta de almas, un caudaloso río humano. Para entender ciertas cosas no hacen falta idiomas, ni experiencia, ni memoria. Basta con abrir la ventana y escuchar el rugido de la bestia".

(Enric González: Historias de Nueva York)

4 comentarios:

philippine lottery dijo...

I truly appreciate it.

Albatros dijo...

Aunque parezca mentira, Andrés, estoy tan ilusionado con este cambio como tú. Seguramente es que me siento frustrado porque algo así siempre he querido hacerlo y espero que algún día pueda cumplirlo...en momentos como estos maldigo aquel día, cuando era un chinijo, y pataleaba y suplicaba a mi madre que me quitara de clases de inglés porque no me enteraba de nada...ahora mi falta de base en inglés es el principal "contra" para no hacer un cambio de vida así, frente a un millón de "pros".

Por cierto,¿el coche?¿qué fue de tu coche?¿Comprarás uno allí?

Qué cotilla soy jajaja

dacil melgar dijo...

A mí me habían dicho que te fugabas a Texas. De momento no lo parece. Have fun any way! Y que encuentres muchas latas de sardinas...como mínimo. Un beso viejo amigo.

Andriu dijo...

Carse-albatros, ya les dije un día que no se fugaran de clase de la sustituta de Tere Morín... jeje. Luego pasa lo que pasa. ¿Acaso pensabas que para lo único que sirve el inglés es para leer a Hume en su lengua materna (actividad a la que supongo estarás dedicándote en cuerpo y alma durante el verano)?

La historia de mi coche es divertida. Llevaba 6 años con él y nunca nadie me lo robó a pesar de que se podía abrir fácilmente con la mano (eso me lo enseñó un día un alumno). Antes de irm se lo vendí-regalé a mi prima de Las Palmas. A los 2 días de llevárselo se lo robaron unos matados en Santa Brígida y se lo estallaron: siniestro total. Lo que costaba repararlo era más de lo que le había dicho que me pagara cuando tuviera su primer sueldo. Pobrecita.

Hi Dácil-daxil. Te dijeron bien. Estoy de hecho ya en Texas desde ayer, en un college pijo tipo Harry Potter, donde nos están dando un curso de formación. Ya pondré fotos. Pero por ahora toca contar "Historias de Nueva York", que son más facinantes y que ocurrieron antes.

Como la lechuza de Minerva, como la filosofía según Hegel, las cosas que escribo en este blog pasaron hace ya un tiempo; es menester que pase un lapso de tiempo para digerirlas y escupirlas, o susurrarlas.

Éste es un blog crepuscular.