martes, 22 de julio de 2008

MaRcHa InMiNeNtE


Esta tarde-noche, en apenas unas horas, me voy.

Me voy por un año.

A Tyler, que suena tan raro como Brive, pero que está mucho más lejos.

Esta noche vuelo a Madrid y mañana a primera hora a New York.

Aquí empieza mi periplo.



Me hubiera gustado descansar, tener vacaciones.

Dormir, ver pelis de romanos, leer novelas.

Ir a la playa y allí dormir o leer novelas.

Me hubiera gustado no haber pasado estos días tan ocupado con esto, con lo otro y con lo de más allá.

Me hubiera gustado aburrirme.



Dedicaré las interminables horas del avión a prepararme mentalmente para todo lo que me espera y para terminar de asumir todo lo que dejo.

Allí, a 10.000 pies de altura, tendré tiempo de leerme el librito que me ha regalado mi hermano, la Guía de Estados Unidos, los 3 números de la revista que he comprado esta mañana en El Corte Inglés y hasta de empezar la novela regalo de Yaiza.

Dejo para otra ocasión, para más adelante, los cinco o seis post que tengo pendientes, pensados, en la recámara.

Toca mirar, ver, moverse, andar, cargar, conocer, hablar, equivocarse, etc...

Dice Sabina:

"Algunas veces vivo y otras veces
la vida se me va con lo que escribo".

Toca, queridos amigos: vivir.

No sé cuándo tendré tiempo y ocasión de volver a escribir.


7 comentarios:

Dracón el filósofo dijo...

Un verano como el que tú quieres es el que me hubiera gustado tener a mí.

Pero no voy a poder tenerlo, pues cuando le dije a mi madre que el 1 de agosto me quedaría en casa, me dijo que por qué no iba en agosto y que iba a tener que ir si quería pagarme los libros de bachiller.

Así que me voy a tener que despedir de un un verano descansado. Volveré por aquí los primeros 15 días de septiembre, si no acabo en el psiquiátrico

I can't be sure that you could read this now, because I'm sure that you are now flying till Barajas-airport.

I wish you a excellent year in Tyler, and I say goodbye, wishing you your next return to Lanzarote.

One very big greeting.

Dracon the Philosopher

Montse dijo...

Deseo que tu nueva vida tenga a la felicidad como protagonista. Seguimos en contacto a través de la blogosfera. Buen Viaje, un abrazo, Montse

Yaiza dijo...

Andriu, aqui todos estaremos esperando tus crónicas americanas.Un nuevo aire para éste tu blog, que empieza a ser un poco nuestro blog.El de todos los que te seguimos.
Un besazo y buen viaje.

Y.

Albatros dijo...

La verdad es que me das envidia sana. Pero los amores, las amistades...¿todo desde cero?

Me gustaría que me contaras con pelos y señales todo lo que el cambio de vida supone...obviamente eso no puede ser pero sí me gustaría que al menos me contaras de dónde surgió la idea... No sé un poco de todo jajaja.

Es que ya sabes que esa idea siempre me ha encantado. Espero que pronto escribas en el blog.

Buen viaje!!

Francisco Machuca dijo...

Que tengas un buen viaje Andriu.Leyendo tu post tenía un retortijón en mis tripas.Quizá sea debido a que me gustaría poder marchar lejos y empezar de nuevo en cualquier lugar.

Un fuerte abrazo.

Anónimo dijo...

Empezar... siempre se está empezando.
Y a veces, cuanto más lejos, más cerca... Suerte!

Andriu dijo...

Take it easy Draco (pronunciado "Dreico"). There is only one month left. Are you working at the swimming pool then? Best regards, young philosopher!

Gracias Montse, seguimos en contacto, aunque últimamente tengo poco tiempo para escribir y menos aún para leer.

Yaiza, prometo menos Henry Miller y más fotos de colegas y continentales e incluso alguna guarradilla para tu marido, je je.

Carse-albatros, qué poco pides:

"Me gustaría que me contaras con pelos y señales todo lo que el cambio de vida supone...obviamente eso no puede ser pero sí me gustaría que al menos me contaras de dónde surgió la idea... No sé un poco de todo jajaja"

Poco a poco iré contando qué tal me va todo por aquí... ¡Todavía no lo sé! ¿La idea? Supongo que surgió en el útero materno: siempre he querido vivir fuera, en el extranjero, en lugares diferentes, con gentes e idiomas diferentes al mío. No por huir. Eso me ha permitido amar más todavía todo lo que dejo atrás. Cuando tenía dos años menos que tú viví un año en Francia. Ya ves que reincido así que tan mal no debió de irme.

Francisco, las oportunidades para hacerlo están ahí. Coje el tren de la próxima, si de verdad es algo que quieres.

Me guardo tu frase, anonimo, para meditarla junto a la almohada.

¡Un abrazo a todos y todas desde tan lejos y tan cerca!