jueves, 1 de enero de 2009

GeNtE RaRa


Hay japoneses, y gente en general, que recorre los museos a toda velocidad. Pertrechados con su cámara digital, disparan e inmortalizan a discreción, sin pararse apenas unos segundos en cada cuadro o escultura, como si tales obras no estuvieran ya perfectamente disponibles en postales, álbumes, catálogos o en internet mismo.


Otros japoneses, otra gente en general, prefieren salir ellos mismos retratados, de escuderos de la obra. Recorren el museo con idéntica celeridad e irreflexión, pero acompañados de un fotógafo que da testimonio de que efectivamente estuvieron allí.


Los hay, también, con espíritu enciclopédico: fotografían la plaquita explicativa, con minuciosidad de coleccionista. Como aspiran a abarcar el todo y llevarse a casa el museo entero en megapíxeles, no tienen tiempo de leer el texto y menos aún de contemplar la obra de arte en cuestión.


Hay finalmente, otro tipo de gente, no menos rara, que se dedica en cambio a fotografiar y fijarse en las gentes que visitan los museos. Hay tanto que ver y tanto que aprender en un museo de arte; máxime si es navidad y está lleno de turistas.

1 comentario:

googler dijo...

You these things, I have read twice, for me, this is a relatively rare phenomenon!
handmade jewelry