miércoles, 8 de julio de 2009

CoCo LoCo



A falta de calaveras, buenos son cocos.

El Cizañas sacó esta foto hamletiana en una playa del Pacífico, hace milenios.

Y es precisamente este coco el que ilustra lo que quiero contar, o no contar, en este post, o en este no-post: en este metapost.

Porque... ¿cómo seguir?

Llegué a Canarias. Volví. Viajé y regresé, de nuevo, a mis islas.

Hice todo lo que uno hace cuando pasa un año fuera de casa: di abrazos, besos, explicaciones, resúmenes; me reencontré con familiares, amigos, mascotas, casas, paisajes; hice gestiones.

Y mientras hacía todo esto sentía como si al hacerlo estuviese contrayendo una nueva deuda con el blog: la de contarlo todo.

¿A quién?

Me he dado cuenta de que durante este año en Estados Unidos mi relación con el blog ha cambiado.

En primer lugar, ha aumentado el número de personas conocidas que lo leen: colegas, amigos, antiguos alumnos, compañeros de trabajo, padres, primos, tíos, amigos de mis padres, blogueros que se han convertido en amigos virtuales, Gaby.

En segundo lugar, el blog ha desempeñado a lo largo del curso una función determinada: mantener el contacto con toda mi gente a este -ya sí- lado del Atlántico, narrarles mis vivencias e impresiones y saber de ellos a través de sus comentarios.

En tercer lugar, aunque relacionado con lo anterior, el contenido mismo del blog, de los posts que he ido escribiendo, ha ido cada vez más consolidándose en una misma dirección: la de una crónica del viaje o estancia en los Estados Unidos, plagada -eso sí- de discontinuidades, fruto de la falta de tiempo, pero expuesta casi en un orden secuencial y cronológico, como un relato.

Es decir, el blog ha aparcado o dejado de lado aquel espíritu un tanto anárquico en su temática e introspectivo en el tono, recorrido por el leit motiv del tiempo que se diluye como granos de arena en una mano abierta, para convertirse en una suerte de crónica de viajes por entrega.

Prueba de ello: en la barra de eTiQuEtAs, el número de posts con la etiqueta Living America asciende a día de hoy a 81, mientras que los etiquetados como Tempus Fugit, otrora mayoría, se han quedado en un exiguo 35.

¿Y ahora qué?

He sentido casi como una obligación la necesidad de continuar con este relato, de colgar fotos de Famara rediviva, de La Laguna imperturbable y señorial, del gato Mayco, avejentado.

¿Mas para quién?

¿Y por qué?

Ahora sólo la inercia de esta deriva que ha tomado el blog en el último año podría justificar el que siguiera escribiendo en él esta especie de diario o crónica de mis días.

¿Cómo seguir?

Tengo mil fotos en mente y en un disco duro, de toda índole.

Me quedan todavía muchas anécdotas que contar sobre el año en Tyler, varios temas por desarrollar.

Tengo ganas de leer y rendirle aquí homenaje -o lo contrario- a lo que leo.

No sé si me apetece romper el hilo conductor, la coherencia interna, la previsibilidad...

...y hacerlas estallar en una miscelánea de temas, fotos, opiniones, ficciones, extravíos, pasatiempos, borradores, dudas existenciales, citas, pasiones y visiones:

"¡Oh, coco caribeño! ¡Oh, alma dubitativa! Muéstrame el camino, la salida a este impasse. Ábrete en dos y muéstrame el elixir de la vida y de tu esencia, la savia del saber, la respuesta al ser y al no ser, al post y al no-post. ¡Coco caribeño, fruto de la divina Marquelia, comeré de tu pulpa sagrada y sabré entonces la respuesta a cómo seguir viviendo!"

11 comentarios:

Anónimo dijo...

Joer Andriu, pues sí que estás comiendo el coco...
En cualquier caso no creo que hayas adquirido ningún compromiso con tus lectores, desde luego no con "las groupies" que te seguimos por la patilla. No sé, me explico fatal, lo que te quería transmitir es que el espíritu, la forma, el contenido del blog, incluso su continuidad, debe someterse exclusivamente a tus apetencias. Es tu espacio, tu desahogo, tu extensión...en fin, que si lo conviertes en una obligación te va a someter, y dejará de tener sentido (si es q lo ha tenido alguna vez).
De todas formas, y aunque lógicamente te la sude, yo te lo digo: es un gustazo leerte. Yo llegué por la chiripa de ir haciendo clicks hace ya bastantes meses, y francamente, todas tus entradas, o casi, incluso las que parece que sólo son reseñas de viajes, tienen una sutileza especial.
Voy a desembocar, q me estoy alargando y encima ni siquiera redacto bien. Que es un gustazo leerte, que hagas lo que te salga del rabo que bien hecho estará, y que si hay que ir de luto yo tengo un vestido negro baby doll monísimo pendiente de estrenar ;)
ánimo, guapetón!!!
Rbc

Anónimo dijo...

y que disfrutes de tus vacaciones y de tu regreso y de tu gente. Qué coño.
Rbc

Anónimo dijo...

y que si te sigues jalando el tarro te van a salir unas entradas introspectivas de esas de las tuyas requetemolonas. Un abrazo,
Rbc (y ahora bordo el papel de paranoica flipada escribiendo tres mensajes in a row. Pero bueno, todo sea por mandarte un abrazo)

Anónimo dijo...

Sé que se va a oir bastante cursi, pero este espacio me hace sentirte cerca a pesar del Atlántico...¿Ves? Te dije que esto se iba a oir, como dicen los gringos, "cheesy".

Mil besos y qué bueno que poco a poco estás volviendo a Canarias.
Gaby

dra jomeini dijo...

En realidad, creo que uno escribe un blog un poco para sí mismo, así que da igual a que lado del Atlántico te encuentres, sigues siendo tú. Y el blog una válvula de escape. No le des más vueltas.

Andriu dijo...

Muchas gracias, Rbc, por tus palabras, tus consejos y por esa franqueza brutal y cañí: haré lo que me salga del rabo, jajaja.

Gaby: siempre me dejo a alguien al otro lado del Atlántico...

Dra Jomeini: "para sí mismo" pero también para los otros; es una mezcla extraña ésta del formato blog que no deja de producirme cierta perplejidad y extrañeza.

Un abrazo.

pd: y hablando de océanos, no sé por qué escribí "coco caribeño", cuando se trata del Pacífico.

El Cizaña dijo...

"Coco Pacífico". Ahí tienes la respuesta. Quizá el subconsciente te jugó una mala pasada, es curioso...

Quizá debes continuar con la prohibición de utilizar el "tengo que" que nos impusimos voluntariamente en el viaje. Trata de que no sea una obligación, sino una opción. Toda obligación genera un cierto estrés...

Ahora quizá te apetece emplear tu tiempo y energía en otras cosas. Y quizá más adelante te apetezca actualizar el blog.

Un abrazo y feliz cumpleaños, nene

Santi dijo...

Felicidades.
Me quedo con lo de que ¨te salga del rabo¨. Rbc como siempre un gusto.
Pues si...aparca un poco el blog...hasta que te nazca....de hecho ya estas yugularizado por el muro.
Amigo...algo que tu no ignoras es que estar a uno u otro lado del oceano cambia las perspectivas, las partes de ti que fluyen mas rápido...las cosas....escucha nuevamente esta version de Andres (que es la misma pero no igual)....y LOCO, BEBETE UN PUTO RON A MI SALUD EN TU CASA...ESE DOMINGO DE ROMERIA...QUE ME DUELE EN EL ALMA NO ESTAR...ESTANDO COMO SE QUE ESTOY.

Todos a una:
VIVA SAN BENITO ME CAGO EN DIOS.
Pd: los pelos como escarpias en este vuestro ateneo de Gomez Farias. A dos dias del no-desembarco

Dracón el filósofo dijo...

Andriu, si no te importa te contesto aquí a lo que me planteaste en el otro post, aunque primero, comentaré sobre éste:

Ahora que ya ha terminado u experiencia americana, y que a raíz de ello, tu número de lectores ávidos de saber sobetí ha aumentao. Desd ese lado, yo veo con mucha razón tu punto de vista, ese de "ya no sé si seguir escribiendo, pues ya no quedan experiencias que contar..."

Pero por otra parte, yo echo de menos esos post tuyos tipo: "Planeta Tonsiotrén" o el de la rubia del Retiro... esas confidencias tuyas que a tus antiguos alumnos les hizo descubrir que eres de carne y hueso, y no un robot del Ministerio con el único afán de aguarnos la fiesta.

Yo voto por un retorno a los orígenes, es decir, un Andriu que nos cuente sus experiencias vitales.

Ahora te respondo: ¿Porqué un pacifista como yo decide irse "a la mili"? La respuesta es tan sumamente simple que corre el riesgo de dejarme a la altura de Dimas: dinero. Me explico: nunca he tenido una cuenta para pagarme la Uni,y teniendo en ídem que con Bolonia hay que devolver las becas al Banco, si te enteras de que el Ejército te paga la carrera, pues se impone el pragmatismo...

Espero que te haya quedado claro todo.

Un abrazo, Dracón.

Montse dijo...

El blog es vida y como tal tiene etapas más intensas y menos intensas, así que déjate llevar y escribe lo que te apetezca y cuando te apetezca.

Feliz cumple, que es uno de estos días, no?

Un abrazo, Montse

Andriu dijo...

Muchas gracias, Cizaña, Santi, Montse (fue el 9), por las felicitaciones. Ya casi son 30.

Respecto a San Benito, lo pasamos en grande sin por ello dejar de echar de menos a las grandes bajas.

Bueno, Dracón, en cuanto al rumbo del blog, te agradezco tu opinión y ya veremos cómo evoluciona la cosa. Los blogs son un poco imprevisibles, tienen algo como de ser vivo. Respecto a lo del Ejército, respeto tu decisión pero me entristece un poco que alguien con cultura, inteligencia y talento como tú tenga que perder tantas horas de su vida en un medio en el que los estímulos intelectuales serán -presumo- bien escasos. Pero el motivo lo entiendo. Simplemente, explora otros posibles trabajos o actividades remuneradas alternativas para pagarte la Carrera. Para pegar tiros no hace falta alistarse al ejército; basta con unas vacaciones en Texas ;)

Un abrazo.