sábado, 11 de diciembre de 2010

AgUdEzA ViSuAl


¿Qué estoy fotografiando?


¡Muy bien, Carse!


Se trata en efecto de barro, cuarteado y seco.


Y al fondo: el faro de Jandía.

14 comentarios:

Ricardo dijo...

¿Te has infligido laceraciones en el brazo o en la pierna? Espero que no sea eso. Un abrazo.

Andriu dijo...

Es verdad: parece la piel. Pero no: todavía no me he entregado al tormento del cilicio. Buena aproximación, Richy.

Un abrazo.

Anónimo dijo...

Lo menos piel de cabra o de algún animal...

Andriu dijo...

Hola Anónimo: ni cabra, ni humano ni animal de cualquier clase. Lo que fotografío no está vivo ni lo ha estado.

Anónimo dijo...

las paredes del auditorio de tenerife?

Andriu dijo...

No es en Tenerife, sino en Fuerteventura, aunque lo que he fotografiado se encuentra en casi cualquier parte del mundo. Una pista: la foto es en blanco y negro, para disimular el color original.

Ricardo dijo...

Ya lo sé: es una reproducción en blanco y negro de un fragmento de un cuadro de Piet Mondrian. Abrazos.

Carse dijo...

Barro cuarteado y seco.

Andriu dijo...

Carse: ¡Excelente! Lo has definido muy bien. Tuve que quitarle el color para despistar y que no fuera tan evidente.

Ricardo: me lo paso mejor cuando no aciertan que cuando dan en el clavo, y de paso aprendo.

Un abrazo.

Francisco Machuca dijo...

Te deseo unas felices fiestas y próspero año nuevo,amigo.
Un fuerte abrazo.

Ricardo dijo...

¡Carse es un fenómeno! Un abrazo.

Andriu dijo...

Francisco: ¡Muchas gracias y felicidades a ti también!

Ricardo: Es que tuvo buenos profesores ;P

Un abrazo.

pd: ¿Nadie ha percibido el pájaro de la última foto?

Carse dijo...

Totalmente de acuerdo, no me puedo quejar de los profesores que me dieron clase (menos un señor bajito que fumaba mucho, escribía libros y nos lo vendía para aprobar sus exámenes de lengua).


Un abrazo!

Andriu dijo...

Carse: Yo tampoco me puedo quejar. En cuanto a tu profe de Lengua, el 2 de diciembre me chiva Google que presentó en la UNED de Lanzarote un nuevo libro destinado a adolescentes, principalmente. Yo me leí el primero hace años. Y aunque me pareció bastante flojo, el tema (la corrupción en Canarias, o en Lanzarote) está de rabiosa actualidad, todavía, y el enfoque (una novela sobre adolescentes dirigida a adolescentes) me parece un proyecto interesante para un profe de instituto. Eso sí, me parece poco elegante eso que dices: que les hiciera comprar su libro y les examinara de él. En la Universidad, por cierto, no pocos profesores lo hacen.

Un abrazo.