jueves, 16 de octubre de 2008

gAnSaDiTa PeRRuNa


Mr. Fajardo estaba básicamente satisfecho con el nuevo desarrollo del curriculum que habían implantado las autoridades educativas de su distrito escolar.

Era de los pocos que no echaba pestes del C-Scope.

Quizás porque era optimista y trataba de encontrarle el lado bueno a todo, o casi.

Quizás alguien de su antiguo instituto le hubiera, de nuevo, llamado "mercenario de la administración".

Él hacía caso omiso a este tipo de posturas o de poses, pues creía conocer la diferencia entre un optimista y un gilipollas.

"En cualquier caso, el C-Scope -pensaba él- está muy bien, lo que no quita para que tenga algunos fallos, como todo en esta vida. O que algunas de las actividades propuestas parezcan estar condenadas al fracaso. Así, por ejemplo, ésta de los cereales".



Mr. Fajardo se temía lo peor: que en cuanto repartiera a sus alumnos los cereales éstos empezaran a comérselos, a guardárselos o, lo que era aún peor, a denunciar descontroladamente a sus compañeros por habérselos comido o guardado.



Se trataba de clasificar los cereales según el criterio propio del alumno, con el fin de estudiar las propiedades de los objetos, como el tamaño, el color, la forma, el peso, la textura, etc.

Esta vez el distrito no les había proporcionado todo el material, así que Mr. Fajardo llevaba tres semanas a base de cereales de todo tipo y calaña.



La asignatura de Science era en inglés, así que tras explicar algunas de las propiedades generales de los objetos, sacó un diminuto trozo de cereal y preguntó:

-Does anybody know what it´s that?


Antes de las preguntas de verdadera enjundia, era conveniente alguna preguntilla fácil, accesible a todos, del tipo de qué color tiene esto, o cuántos de aquello ves aquí o allá...

Sólo había que responder:

-Un copo de cereal.

Pero no.

Uno de los gansitos se salió del guión y salvó la actividad, al exclamar:

-Dog food!

Al unísono hicieron todos un gesto de repulsa física y extrañeza.

¿Qué ocurrencias tiene Mr. Fajardo al traer al cole comida para perros!



Rápido de reflejos, remató Mr. Fajardo:

-Muy bien, esto es dog food y esto otro una bolsita de plástico que tiene dentro cereales y dogfood mezclados... Así que cuando se las dé, mucho cuidadito, que no quiero que nadie se coma un trozo de comida para perros pensando que está comiendo cereales para humanos.

En virtud de la gansadita perruna, la actividad fue todo un éxito.



5 comentarios:

Chelucana dijo...

¡¡¡Ole, ole y ole, Mr. Fajardo y sus creativos gansitos...!!! Ja,ja,ja.
¡Pero que no se enteren que desayunas comida para perros desde hace una semana! :-))
¿Que es el C-Scope?

Ricardo dijo...

Menos gansitos y a ver si de una vez nos cuentas una historieta de las que ya sabes que queremos que nos cuentes (ya veo que sigues comiéndote menos que Los Roper. Ni con casa amueblada, ni nada), como la de la alemana de Madrid, más o menos. Un fuerte abrazo.

Dracón el filósofo dijo...

Apoyo a Ricardo, queremos otra como esa, que por cierto, al leerla me sentí identificado, la verdad. xD

Por aquí en el Blas, la vida sigue igual. No sé si te has enterado que Savater ha ganado el Premio Planeta con "La Hermandad de la Buena Suerte".

Candela, la de Filosofía, nos ha recomendado un par de libros de Saramago. Justo acabo de terminar "Ensayo sobre la ceguera"

Un saludo con nocturnidad y alevosía

Andriu dijo...

Chelucana, ya he vinculado la mención al Cscope con la página oficial. Es una plataforma virtual que desarrolla el curriculum que se imparte en Texas. Incluye una programación detallada de todas las asignaturas con una temporalización de las actividades propuestas muy completa. Para profes nuevos como yo es un tabla de salvación.

Y no sigo contándote, no sea que se me aburran esos lectores ávidos de aventuras subidas de tono.

Mi querido Ricardo, te encuentro un poco necesitado y monotemático. Intuyo que lo tuyo con la Pataki no ha llevado a buen puerto. Ya sabes cómo me va con las tejanas. No he contado nada; una imagen vale más que 1000 poalabras. Por otra parte, para qué hablar de mis éxitos. Siempre ha causado más regocijo deleitarse con el fracaso ajeno que con los triunfos. Así que por estricta consideración hacia mis lectores me guardaré para mí estos últimos.

¡Vaya, Dracón! Qué desconectado estoy. Ni siquiera había oído hablar del libro. Gracias por tus minicrónicas sobre el Blas. De verdad que me alegra que me cuentes cosas del insti... que queda tan lejoooooos ya.

A mí Saramago me gusta bastante, aunque no es recomendable leer seguidas dos novelas suyas. "Ensayo sobre la ceguera" me gustó e impactó especialmente. Creo que alguien le ha pedido llevarla al cine, si no lo ha hecho ya. Recuerdo haber leído trozos caminando desde el puente de las bolas hasta la punta del muelle y otra vez vuelta a empezar. Qué lujo.

Caminar leyendo o leer caminando es una de las actividades más placenteras que conozco (Ricardo: he dicho UNA de ellas). Lo descubrí de adolescente en el Camino Largo (sito en La Laguna city). Lo malo es que por lo general hay testigos, que te ven caminar con el libro en las manos a escasos centímetros de la jeta y te toman por un iluminado.

Eso sí, lo mejor de Saramago: "Memorial del convento".

Anónimo dijo...

se que no lo vas a leer....porque tu ritmo debe ser tal que lo escribes perece para ti y vive para nosotros....pero ahi queda....: ESE RICARDO ES DE LOS NUESTROS
SAN