sábado, 25 de octubre de 2008

gAnSaDiTa VeNeNoSa



Continuamente en mi casillero me dejan folletos u objetos algo insólitos.


El último fue este "red ribbon", multiplicado por 18, y una cinta roja enorme.


Luego en un mail nos daban las instrucciones.


Y así hemos decorado la parte del cole que le ha sido asignada a Mr. Fajardo y sus 18 gansitos.


Hemos asistido a la manifestación que han protagonizado los pequeñajos de kindergarten, que han desfilado por los pasillos con pancartas en la mano que decían:


"Do hugs, no drugs"



Y cada mañana, durante esta semana, le he colgado uno de estos red ribbons a mis alumnos, con un número detrás, valedero para obtener una chocolatina si su número coincide con alguno de los que desde la megafonía anuncian al final del día.


Y yo me pregunto:


"Joder ¿no es un poco pronto para andarles hablando de drogas a estos enanos?"


El lunes nada más entrar les fui colocando el lacito rojo con un imperdible:


-¿Y esto para qué es, Mr. Fajardo?


-Shsss... Vayan sentándose que luego les explico.


Y a medida que iban llegando y yo les iba colocando el lacito me iba interrogando a mí mismo en silencio:


-Pero ¿qué demonios les explico? ¿cómo les defino qué son las drogas? ¿debo profanar mi salón de clase -con todo lo que me ha costado decorarlo- convocando en él palabras como "cocaína", "crack", "marihuana"?


Sin duda, la estrategia a seguir -si es que la había- no podía ser la misma que con adolescentes.


O sí...


Preferí que fueran ellos los que hablaran, los que me explicaran qué era eso de las drogas.



-El red ribbon que les he puesto dice "Drug free" o "Drogas fuera". ¿Alguien ha oído hablar alguna vez de las drogas?


Se levantaron algunas manos:


-A ver tú, Nahum.


-¡la cerveza! -exclamó Nahum.


-Bueno -aventuró Mr. Fajardo, metido hasta el fondo en un berenjenal- en cierto modo sí, la cerveza puede llegar a ser una droga. A ver, hay más manitas levantadas: Isaura.


-La cerveza y el tequila y todas esas cosas que te hacen mal en la panza.


-Vale, muy bien, el tequila también puede considerarse una droga. ¿Qué más?


Seguían levantadas varias manos y Mr. Fajardo eligió algunas al azar:


-Mi papá se tomó un día una cerveza -dijo alguien.


-Pues mi papá se tomó dos cervezas de esas de botellita y me dijo que fuera a comprarle muchas cervezas porque se confundió pero al final no fui -añadió otro.


-Pues mi papá maneja la troca y toma muchas cervezas -remató una niña.


-No, no, no, no -iba señalando y gesticulando mientras Isaura con el dedo- no hay que tomar la cerveza porque es muy mala y diosito sabe que es muy mala la droga y que a la cerveza le ponen mucho veneno dentro y por eso no hay que tomarla.


Mr. Fajardo se aguantó la risa y lamentó no poderle dar a Isaura un gallifante. Pero no, se puso serio, o esa era su intención, y trató de parafrasear a sus alumnos aportando cierto lógica a las intervenciones:


-Bueno, muy bien, estoy asombrado con todo lo que saben. Es verdad lo que dice Isaura, que la droga es mala porque nos hace daño. Yo no sé si le ponen veneno a la cerveza. No lo creo, la verdad. Pero lo que si es cierto es que tomar mucha cerveza o mucho tequila nos sienta mal. Si sus papás se toman una cerveza, o dos, no pasa nada, porque son adultos, mayores, como yo. Pero si toman muchas, entonces sí les hace daño. Todo aquello de lo que se abusa o se toma mucho nos sienta mal.


-Como el chocolate, Mr. Fajardo, muchas galletas te hacen mal a la panza -prosiguió Isaura.


-Si, es verdad. Hay que en general tener una vida sana, comer bien y hacer deporte, para sentirnos bien y decir -y aquí Mr. Fajardo puso el puño en alto, como si se dispusiera a cantar la Internacional y exclamó:


-¡No a las drogas!


-¡¡¡No a las drogas!!! -repitieron a coro todos los gansitos.


-¡No a la mucha cerveza! -añadió Mr. Fajardo.


-¡¡¡No a la mucha cerveza!!! -corearon los gansitos, muertos de risa.


-¡Sí al fútbol! -prosiguió Fajardo, contradiciendo su propia naturaleza y anatomía.


-¡¡¡Sí al fútbol!!! -repitieron todos, enraladísimos.


-¡Sí al calendario! -continuó Fajardo, divertido.


-¡¡¡Sí al calendario!!! -gansearon ellos.


Y aquí paró Mr. Fajardo.


-¡¡¡Otra vez, otra vez, otra vez!!! -pidieron todos a coro.


¿Por qué no? -pensó Mr. Fajardo.


Y de nuevo,vuelta a empezar, con el puño en alto:


-¡No a las drogas!


________________________________


BACKGROUND: Querido lector, algo más serio y de provecho podrás encontrar en los siguientes enlaces en relación a la semana del lacito rojo en USA, la figura de Enrique "Kiki" Camarena (que no es -sorprendentemente- ningún cantaor flamenco) o la Fundación Educativa que lleva su nombre.


12 comentarios:

Ricardo dijo...

Mira por donde voy a ser el primero en comentar pacífica y amistosamente este post. ¡Quién te viera con el puño en alto y levantando tu voz! ¡Y quién viera a los gansitos repetir tus palabras! A Isaura cualquier día se le aparece el diosito y vamos a tener diosito hasta en la sopa. Un abrazo.

Anónimo dijo...

Ja, ja! Me parto!

¿Y no les hablaste a los gansitos de las veladas latinescas, de los paisitos o del parque Almansa?
¿Y no terminaste tu discurso con el puño en alto gritando "por la libertad del asa"?
Pafri

Yaiza dijo...

Más te vale que Drosky no lea este post en el que gritas No a la cerveza...porque sabes que alcanzas, no? Ya verás como te pille.

Besos

Albatros dijo...

Jajajas son la leche los chinijos!!!

Anónimo dijo...

¡Cómo me he divertido leyendo el post! ¡Cómo he imaginado si hubiera estado presente mirando por el agujero de la puerta o siendo invisible entre los gansitos. ¡Habría disfrutado de lo lindo!!
Y como dice Pafri, te faltó "por la libertad del asa" y "a la cama de los dinos disfrute"
Un beso grande.
Castora

El Cizaña dijo...

Muy bien salvado el escollo. No tuviste que profanar mucho el aula... Un abrazo

Andriu dijo...

Sí, todas esas consignas son válidas.

Y sí, qué contradictorio soy a veces: anoche tomé muchas, muchas, cervezas. Isaura debe estar en lo cierto porque tengo hoy una resaca venenosa.

Droski... jajaja... Droski lee esto y, es verdad, alcanzo de lleno... jajaja.

Un beso, amigos y familiares.

Dácil Melgar dijo...

muy divertido...mira por donde me estás enseñando a cerca de temas de los que me preguntarán mis gansitos.Besos Driux.

Anónimo dijo...

saltandome varios post (porque quiero ir a la ultima) me he leido este en donde el protagonista de nuestro cuento levanta el brazo y con la misma energía que sus progenitores corriendo delante del color gris reivindica el "NO A LAS DROGAS"..... curioso este sujeto que meses antes vivía en un barril de cerveza...pero cuando la paternidad llama a la puerta el ser humano se transforma y la testosterona adopta un papel más puritano, porque en la conservación esta la supervivencia....
Y AHORA ANUNCIOS...VOLVEMOS EN 4 MINUTOS
- -
VIVA GUZMAN EL BUENO

socio.....solo tengo una serie de ideas.....menuda aventura!!!! Isaura es la reencarnación de Yaizita......y el que digo lo de "dog food" (capitulo dosmilcuatrocientosveinticinco de "ANDRÉS, PADRE DE LA PATRIA", en la BBC) ES EVIDENTE UN VÁSTAGO DE dROSKY
SAN
BESOS FIERA

dra jomeini dijo...

Andriu, no he hecho hasta ahora comentarios, a pesar de que me asomo a veces a tu blog, pero éste me ha hecho reir tanto que mereces una felicitación. Muchas gracias por estos momentos.

El Cizaña dijo...

Tienes razon...


¡¡¡Sí al calendario!!!

Andriu dijo...

Que va, Dácil, yo en todo esto de los peques sigo estando "en pañales".

Ja,ja,ja, Santi, me parto con tus delirios psicodélicos.

Gracias a ti, dra. jomeini. Con esto de las drogas ocurre como con la anestesia: que no hay que ir más allá de la dosis justa.

¡Sí, sí, sí!