miércoles, 12 de noviembre de 2008

LLuViA oToÑaL


12 comentarios:

Anónimo dijo...

Precioso.

Dracón el filósofo dijo...

Andriu, te escribo esto para contarte la situación que hay ahora en el Blas.

En primer lugar, desde el lunes los alumnos de Bachillerato ya no vamos a poder salir del centro en los recreos ni en las horas libres, por un decreto que se han sacado de la manga la directora y el jefe de Estudios.

En segundo lugar, para hoy jueves 13, había convocada una huelga de alumnos en toda España para protestar contra el plan de Bolonia. La directora tenía el aviso de huelga desde el día 31, y había que solicitar el permiso para ir con tres días de antelación. Pues bien, la directora va y nos lo entrega ¡anteayer! lo cual nos excluía de ir a la huelga.

En consiguiente, al menos 1ºBc, vamos a hacer una sentada el miércoles una sentada en Jefatura para que nos explique su Majestad el Jefe de Estudios porque nos ván a aquitar el que podamos salir. Y si no lo hacen por las buenas, me da que la situación degenerará en motín estudiantil.

¿Qué te parece la situación?

P.D. No me han elegido para el Consejo. saqué 65 votos, frente a los 123 de Juanma, que fue el ganador

P.D.2 ¿Cómo se elige al Director y al Jefe de Estudios de un Centro?

P.D.3. ¡¡¡Vuelve pronto, por favor!!!

Saludos prerrevolucionarios

Anónimo dijo...

Me encantan las imágenes del otoño. Las gamas de colores en las hojas aparecen con todo su esplendor, los ocres, amarillos, encarnados y marrones. Materia orgánica muerta que cae pero que va a servir para dar nuevas vidas, esas bacterias, esos insectos, artrópodos que esperan ese regalo que cae libre, sin tener que pagar, sin entender de crisis, y que para ellos es inicio y continuación de vidas.

Un beso grande.
Castora

Ricardo dijo...

Preciosa imagen que voy a vivir desde mañana mismo en otra tierra. Un abrazo

Andriu dijo...

Vaya, Dracón, me dejas preocupado. Ayer mismo saqué el tiempo -no sé de donde- para escribir un largo mail a mi querido ex-equipo directivo y para mandar un abrazo a mis compañeros de curro del año pasado. No les había escrito todavía ni sabían (a no ser por este blog, del que a algunos de ellos di la dirección antes de venirme) nada de mi, como no sabía nada yo de ellos ni del desarrollo del curso en el Blas (salvo por tus minicrónicas).

No te puedo decir desde aquí, sin conocer las razones de ese cambio en el RRI (Reglamento de Régimen Interior), qué opinar al respecto. Habría que escucharlas, al igual que habría que escuchar las razones del alumnado.

El nuevo jefe de estudios es no sólo amigo sino además una persona con mucha más experiencia que yo y probablemente más eficiencia en el trabajo. La directora nunca toma decisiones de ese calibre en solitario, sin consultarlo con todo el equipo y/o con otros órganos de decisión, como el Consejo Escolar. Así que esas razones que adivino existen deben ser buenas.

Habrá que conocerlas ¿no?. Antes de organizar una sentada delante de jefatura, en ese pasillo tan angosto y ruidoso, me parece más responsable (en el caso de que no lo hayan hecho) informarse de cuándo, por quién y por qué se tomó esa decisión:

¿Fue en un Claustro de profesores? ¿fue en un Consejo Escolar? ¿fue en una reunión de Equipo directivo?

Saber dónde y quién tomó la decisión es importante porque quizás fue en un Consejo Escolar, en donde hay representantes del alumnado. Sería un poco feo presentarse en jefatura con una postura sin antes haber sido informados por estos representantes de todo lo que allí se dijo y debatió.

Con esto no pretendo desinflar tu espíritu revolucionario, ni mucho menos, sino tratar de que lo ejerzas (tú y los demás) con inteligencia y respeto, que sé que los tienes.

Resumo mi postura, pues me estoy enrollando:

a) Antes de actuar, pensar. Y para poder pensar, hay que informarse, hablar y discutir. El mejor enclave para ello: una Junta de Delegados. O una reunión más informal. Pero eso sí, HAY QUE CONTAR PARA ELLO con los representantes de alumnos.

b) Confío bastante en que las decisiones que toman la dire y "su majestad" (como dices) no son arbitrarias. Eso no quiere decir que sean indiscutibles, claro está. Pero no me pidas complicidad contra mis amigos y excompis de trabajo en un tema que desconozco, querido Dracón.

c) Lástima, siento de veras tu "derrota electoral". La mayoría no siempre tiene la razón. O al menos eso es lo que piensa Platón, frente a los sofistas.

d) El jefe de estudios lo elige el director y a éste por lo general la Inspección educativa. En el Blas nadie quiere presentarse, ni a una cosa ni a otra.

Finalmente, si vuelvo, como dices, TE ASEGURO que no será como jefe de estudios. Hay demasiada belleza en Lanzarote como para andar perdiendo el tiempo entre papeles y partes de incidencia.

Castora, vaya, la cosa tiene que ir mal para mentar la crisis entre tanto lirismo biofílico.

Ricardo, cuéntanos adonde te vas, para morirnos de envidia.

Un abrazo gargantítico-amargado.

Southmac dijo...

La imagen de las hojas es genial.

Andriu dijo...

Vaya, Soutmac, a estas horas todos mis lectores españoles duermen. Esta foto es la única que hay en este blog que ha sido ligeramente retocada (más calidez, nitidez y saturación) con el picassa. Pero ver el enclave en cuestión, a escasas millas de Tyler, al natural, también impresiona.

Dracón el filósofo dijo...

Bueno, Andriu, parece que ya sabemos quien ha dado esa orden de no dejarnos salir...

No es ni más ni menos que....




Vamos, Milagritos, enróllate un poquito y deja ya de tocar los....

O sea, que ha sido nuestra insigne consjerea de Educación Milagros Brito.

La verdad es que fue una declaración un tanto incendiaria, así que pido disculpas si te ha podido ofender como porfesor que eres

Saludos

Anónimo dijo...

Desde luego Andrés, te has pasado al bando de los profes. Es lo último que hubiese esperado de tí. Dónde está tu espiritu revolucionario.Sabes que circulan por el facebook alguna foto tuya en plena manifestacioón en la que sólo faltaban los grises...


Besos Sergi

Anónimo dijo...

No he podido ver las fotos otoñales hasta hoy, pues he tenido problemas con la conexión.
El colorido del otoño es increíble, yo lo disfruto en la parra virgen (o de California, mira por dónde) que recubre mi casa. También lo son sus frutos (del otoño) como la castaña, que no puede faltar por S. Diego, o la manzana reineta... Y si además, como dice Castora, tenemos en cuenta lo que esto significa para la continuación de la vida... ¡¡¡me quedo con esta estación!!!
Y también con las demás, claro, "nada permanece", y para que exista una cosa, tendrá que existir también su opuesto, o no, Andriu?
Un abrazo,
Arista

Andriu dijo...

Contesto mañana: ma voy a Dallas YA!!!

Andriu dijo...

Tranquilo, Dracón, hace falta mucho más que eso para que yo me ofenda. En fin, si ya tenía Mrs. Brito a los profes enfadados con el tema de la homologación, ahora se ha camelado a los alumnos. Esta mujer no pico en bola.

Sí, Sergi, me temo que hace ya más de 6 años que me pasé a ese "bando". Sé de la foto que hablas: muy buena. Tiempos de vino y rosas.

Para mí el otoño, Arista, tiene algo que me produce una nostalgia crepuscular. Y como tal, la nostalgia, conlleva una connotación agridulce. Así que me gusta, pero en pequeñas dosis.

Un abrazo.