jueves, 17 de septiembre de 2009

aLL StAr


Han pasado tantos años ya que casi he olvidado que fuimos novios.

Pero todavía conservo el recuerdo de tus All-Star.

Algunas noches sueño con un fantasma borroso que se desliza entre brumas y sombras y huye y me rasguña el corazón.

Es una joven casi niña de andares imposibles, a la que no llego a distinguirle la cara.

Pero al final reconozco con nitidez radiante el amarillo de tus All-Star.



Tú hacías C.O.U. y yo segundo de B.U.P.

Yo te seguía con la mirada en los recreos, sin atreverme a interceptar tu paso.

Eras la chica de los All-Star.

Cuando supe tu nombre seguí llamándote así; creo que eso te gustaba.

Me lo dijiste, tu nombre, aquel día, en las escaleritas de la calle Anchieta.

Yo me había escapado de la clase de matemáticas y rumiaba por dentro mis demonios, harto del mundo.

Tú te sentaste allí, al lado mío, me preguntaste:

-¿Puedo?

Yo te dije que con la cabeza: estaba mudo.

Cuando pude pensar algo y articular palabra te dije:

-Hola, chica de los All-Star.

Tú te reiste y entonces supe que serías mía.

Yo ya era tuyo desde hacía mucho tiempo.



Tenías decenas, centenas, millares, millones de pares de All-Star.

Yo empecé a conocerte y a darte decenas, centenas, millares, millones de pares de besos.



Las amarillas siempre fueron tus favoritas.

También por dentro eras amarilla y radiante y solar.

También desnuda.



Me gustaba abrazarte en silencio en un parque, en un banco o en las escaleritas de la calle Anchieta.

Me quedaba mirando a tus All-Star y tú me preguntabas:

-¿En qué piensas?

-En nada.

-¿Cómo que en nada? Pensarás en algo, seguro
-protestabas tú.

Pero no pensaba en nada en concreto y al mismo tiempo pensaba en todo.

Era inmensamente feliz y no había nada más que añadir.

Nada que pudiera decirte hubiera podido expresar ese amor que yo sentía por la chica de los All Star.



Me pregunto dónde andarás hoy.

Me pregunto si has aumentado tu colección.

O si por el contrario ya no llevas All-Star.

Me pregunto tantas cosas hoy.

Sólo una me consta:

Cuando vienes por la noche a visitarme -sigilosa- siempre lo haces de aquel modo, con tus favoritas:

Con las viejas All-Star amarillas.


Fotos de All Star: Wali.

15 comentarios:

X dijo...

Fue en Leiden, pequeña ciudad al este de Den Haag donde vi materialmente el amor. Era un dia nublado de verano. A la salida de Leiden hacia la costa hay un parque con un lago, utilizado por los habitantes de Leiden como área recreativa. A orillas del lago hay pequeñas zonas de arena, habilitadas compo playas, para facilitar el baño. Pues bien, en el parking había sólo un coche, aparcamos el nuestro a su lado, abrimos el portón trasero para que salieran las perras y éstas fueron directas al agua y fue entonces cuando los vi. Eran una pareja de anciano, muy ancianos, cerca de noventa años debían tener ambos, y salían del agua después de darse un baño, supongo. El hombre salia del agua andando, apoyándose con su mano derecha en un bastón. Su brazo izquierdo estaba fuertemente sujeto, pero a la vez con una ternura infinita por una, supongo que sería, su mujer. La mujer estaba más ágil que el hombre y me puso la carne de gallina ver cómo una mujer pequeña y frágil ponía todo su empeño en ayudar a ese hombre a salir del agua. Y ¡cómo lo miraba!...
¡Joder, ese sí que es amor!, pensé. Y, escondido entre unos juncos logré sacarles dos fotografías.
SalU2

Montse dijo...

Jo, acabo de llegar de Madrid, ha hecho una tarde horrible de lluvia y frío. Venía súper cansada pero leer tu pos me ha hecho esbozar una dulce, tierna, ingenua y muy satisfactoria sonrisa. ¡Qué felicidad transmite!

No sé si será sólo literatura pero yo ya me he imaginado al Andriu profundamente enamorado de 2º de B.U.P. ¡Qué tierno!

Un abrazo, Montse

Anónimo dijo...

¿te enamoraste de Kurt Cobain? Chungo, "colega" ;)

(Andriu, atento que te voy a dar coba: la entrada es muy chula, nada sorprendente viniendo de ti, y luego esa nostalgia tan en consonancia con este tiempo otoñal -diluvia x aquí-, pero me preocupa esa correlación entre tu estado de ánimo y la estación. ¿Cuándo entre el gélido invierno te vas a poner en modo glacial y nos vas a mandar a todos a tomar x culo? Bueno, será interesante conocer tu lado Mr. Hyde -todos somos un poco lobos y corderos, supongo-

Saludos y disfruten todos del fin de semana. MUCHO.

Rbc

Andriu dijo...

Hermosa imagen, X... y gélida.

Me alegro Montse. En la literatura siempre hay vida, y en la vida literatura.

Muy aguda, Rbc ;) En cuanto a climas y estados de ánimo, te diré que ayer antes de escribir el post me fui a dar un baño en la playa porque hacía un sol de justicia. Este es mi lado Mr. Hyde: si sigo pregonando que no trabajo y que mentras España se inunda y pela de frío yo me tuesto en la playa... me quedaré sin amigos. En cualquier caso, creo que en este blog siempre es otoño.

Un abrazo.

Ricardo dijo...

Un magnífico relato. Tal vez ficción; tal vez realidad; tal vez mezcla de ambas cosas. Un abrazo.

Anónimo dijo...

A mi no me ha gustado. Recurrente y facilón.

Andriu dijo...

Muchas gracias, Ricardo; una mezcla sin duda. Un abrazo a ti también.

Anónimo, hay personas cuya opinión me importa muchísimo, me hace pensar y replantearme las cosas; hay también personas cuya opinión me importa una mierda. Al no saber quién eres no sé a qué atenerme. La sinceridad, en cualquier caso, es una virtud, incluso cuando no es a cara descubierta... supongo.

Anónimo dijo...

Yo no estoy tan de acuerdo en que la sinceridad sea una virtud; esa gente que se pone a volcar franquezas a diestro y siniestro con absoluta impunidad bajo el blasón de la honestidad y sinceridad me alteran un poco. Supongo que será una virtud sólo si se ejerce oportunamente, con cortesía, modales, etc.
un comentario sin más, no pretende atacar al anónimo en cuestión)
Rbc

Anónimo dijo...

corrijo:
abro paréntesis (un comentario sin más, no pretende etc.)
Rbc

Montse dijo...

Me he acordado de esto cuando me he enterado de que en mi centro hay una compañera tinerfeña: "En cuanto a climas y estados de ánimo, te diré que ayer antes de escribir el post me fui a dar un baño en la playa porque hacía un sol de justicia ... si sigo pregonando que no trabajo y que mientras España se inunda y pela de frío yo me tuesto en la playa... me quedaré sin amigos". Fíjate qué tonta soy, sólo eso me hace ilusión, es que me gusta tanto esa isla que tener una compañera de allí me hace sentirla más cerca.

¡Qué suerte tienes!, sigue disfrutando de los baños y el sol tú que puedes.

Un abrazo, Montse

Andriu dijo...

;)

X dijo...

Para el anónimo de "recurrente y facilón": Si juzgas di el por qué. Es un pòco absurdo emitir juicios de valor sin argumentar. (Más propio de políticos fanfarrones que de personas inteligentes como creo que tú eres)
SalU2

MARONINI dijo...

Yo te diré dónde está la chica!! con las zapatillas quemadas de la vida a estas alturas...estos amores ingenuos son estupendos, sólo cuando los recuerdas desde la distancia y te olvidas de los sofocos que nos hicieron pasar.

Aún así, mejor haberlos tenido y andar con las suelas peladas que presumir de alpargatas relucientes.

Besos

Santi dijo...

El otro día la vi. No te lo había dicho. El caso es que salude a su amiga y cuando me di cuenta de que era ella evidentemente solo pude pensar en ti. De ti hablamos...pensando yo que era un poco Celestina del tiempo.
Sin haber llegado te echo de menos.
Traete el agua que me la olvide.

Andriu dijo...

Maronini, me encant gastar zapatos y quemar suelas.

Santi, el otro día se me cruzó el cable, andaba con la bici por su calle y le toqué el timbre, me abrió el padre y me dijo que ya no vivía allí, lo esperable. The final countdawn. Intentaré hacer hueco en la maleta para poder regar lo que ande seco.

Un abrazo.