lunes, 14 de septiembre de 2009

ReAcCiÓn eMoCiOnAL


A medida que crecemos y que envejecemos cambia nuestra dieta y también lo que bebemos.

Pero no en Tyler, cuyo condado sigue siendo seco.

Allí no todas las opciones en cuanto a bebida se refiere son legales.

Hace casi un año escribí una entrada acerca del consumo de alcohol en Tyler y sobre lo frikies que pueden llegar a ser en este punto los americanos.

Ahora bien, justo antes de irme, más o menos en mayo, se votó en referendum si el condado de Smith, al que pertenece la ciudad de Tyler, seguía en el régimen vigente de semi prohibicionismo respecto al alcohol. La votación -recuerdo- se celebró un sábado y el resultado me interesaba bastante.

Sin embargo, tuve la impresión de que la noticia del referendum mismo apenas tuvo repercusión mediática, como si interesara ocultar su celebración y también su resultado. Recuerdo que esa noche fuimos ¡por primera vez! al Outlaw, un local en las afueras de Tyler que los veteranos nos habían descrito como Sodoma y Gomorra. En la entrada había una cola larguísima y cuando por fin llegamos a la puerta de acceso le pregunté a la chica que cobraba las entradas si sabía algo acerca del resultado del referendum.

La chica estaba llena de piercings y de tatuajes y me miró como si yo procediera de otra galaxia, circunstancia que no debió extrañarme al fin y al cabo: todo el mundo sabe que las Islas Canarias y el condado de Smith pertenecen a galaxias diferentes. Con cara de malas pulgas me contestó:

-¿De qué fucking referendum estás hablando?

Creo que traté de explicárselo mientras ella me miraba con indiferencia indisimulada. Qué ingenuidad la mía: ¡pensar que a alguien que trabaja en uno de los pocos establecimientos en los que se puede despachar alcohol de la ciudad de Tyler le pueda interesar el resultado de una votación acerca de la liberalización de su venta!

Esos días estaba muy liado, con la venta de todo un año de vida en Texas y con el final del curso escolar. Así que no pude investigar mucho acerca del resultado de la votación. Raquel sí que lo había intentado, haciendo barridas en internet y fijándose en los periódicos de los días sucesivos y en la televisión local. Pero no halló nada.

Me fui de Tyler sin saber si el pueblo, después de mi paso por él, se había entregado o no a la bebida.

Pero desde hace unas semanas ha surgido un misterioso lector o lectora de este blog que firma con una "X" y que escribe desde allá y cuenta anécdotas de aquella otra galaxia y me trae, al mismo tiempo, recuerdos de aquellos días.

A veces sueño que soy yo mismo el que escribe esos comentarios, que soy yo quien ha inventado ese perfil de usuario, para seguir contando cosas sobre Tyler, mas esta vez de incógnito, para revisitar aquel curso escolar que, pese a ser el último, se me antoja a veces tan sepultado como una capa antigua de estrato sedimentario.

El caso es que hace cosa de una semana le pedí a "X" en un comentario a un post un favor: que averiguara el resultado de aquel referendum.

Hace un rato he leído su respuesta:

El Smith county, y con él la ciudad de Tyler, sigue siendo un territorio donde impera la ley seca.

Más que el resultado del referendum, lo que me sorprendió fue mi reacción emocional.

En efecto, la respuesta de "X" me produjo cierto alivio, cierto extraño confort.

¿Por qué?

¿Por qué diantres me iba a alegrar -o a tranquilizar- la vigencia de una ley a todas luces absurda y ridícula?

Llevo un rato haciéndome esa pregunta...

La respuesta no me queda clara pero sospecho que puede tener relación con el perfume melancólico que desprende el título de este blog.

Me tranquiliza saber, supongo, que todo sigue igual allá lejos, en el far west.

Me inquietaría descubrir que un mundo se desmorona tan rápidamente, aunque sólo sea el mundo espiritual del baptismo abstemio.

El presente es cambio incesante, todo lo que nos rodea.

El pasado es en cambio -creemos- inamovible, permanente.

Por eso nos produce tanto desasosiego que lo que constituye nuestro pasado pueda seguir cambiando y mutando a nuestras espaldas, pues constituye el presente de otras gentes.

Cuando uno se exilia y vuelve a su tierra le sorprende que el río de la vida haya seguido fluyendo, casi a traición, mientras uno se encontraba ausente.

Me apenaría que parte de la esencia de la cultura texana -contradictoria, tan llena de claroscuros- se hubiera perdido tan pronto.

Me asusta pensar que ya nada es como antes y que yo pertenecí y fui testigo de ese tiempo en que las cosas no eran como ahora son.

Pero vivir es perder ese miedo y acostumbrase al cambio, supongo.



Foto: un amigo mexicano me la envió por mail.

16 comentarios:

Dracón el filósofo dijo...

Silencio
Un silecionso violín suena.
Y toca mis cuerdas
A través de mares y montañas
Me toca, toca

Silencio
Un silencioso violín suena
Como la luz de las alturas celestes
Paganini toca desde el cielo
Me toca, toca

Nostalgia, nostalgia
Viajando a través de mi alma.
Me acompaña contigo mi vida entera
Cuando estás lejos, es mi hogar y familia.
Nostalgia

"Eurovisión 1995 - Croacia - Nostalgia"

No se me ocurre mejor canción que esta para expresar tu estado de ánimo actual. Ahora me imagino que te estarás planteando si hiciste bien dejando Tyler.

Parece misterioso como un lugar que nos parece hostil, que no nos gusta a simple vista nos acaba hechizando de tal manera, que deseamos acordarnos o volver a él.

"Fucking referendum"... No comment. I see now how is the democratic idea in deep America. Tak tebja i rastak v referendum i demokratjej!!!! - Oni dumayot

Perdón por el desvarío idiomático final. Respecto a la canción, la puedes encontrar por la mula. O si quieres te la paso por e-milio.

Un saludo loco

Dracón de Salander

X dijo...

Lleva 3 días lloviendo en Tyler, y aquí cuando llueve, llueve. En cierto modo es un alivio, una protecciòn contra ese terrible sol de Tyler.
Cuando llegué a esta ciudad entendí 2 mitos hasta entonces incomprensibles. El primero era el por qué los cowboys llevaban boas en las películas. Era incomprensible, un sitio donde el calor es frecuente. Ahora lo entiendo, por las serpientes. El segundo era la exageración del sol. No hay película de vaqueros en que en un momento determinado alguien mire al sol y aparfezca éste durante unos instantes dando una sensacion como de arma destructiva total. "Vaya exageración", pensaba yo. Pues no, es así. Es como si el sol te sacudiera con un mazo en plena cabeza. Pero volvamos a la lluvia, pues también me parecía una exageración los enormes huecos de alcantarillado para la recogida de aguas. Pues tampoco, no sobran.
En España, cuando llueve, ese agua va acompañada por múltiples sonidos que provoca, casi un concierto: el ruido especial de los neumáticos sobre el asfalto mojado, el ruido del agua dobre tejados, cristales o el mismo suelo, el ruido del andar o chapotear sobre los charcos... Aquí la lluvia es sorda. No sé por qué pero ninguno de esos ruidos acompaña al aguacero. Es más si no estás en la calle o miras por la ventana casi ni te percatas de que está lloviendo.
Estas nuevas experiencias, este percibir nuevas cosas es lo que ha despertado en mí esa sensación de estar vivo, lejos de la monotonía cotidiana de mi vida en España. Aquí en cada momento siento loa vida, aunque sólo sea porque soy consciente de que a lo mejor, al salir del portable, puede estar en peligro mi vida por la picadura de una serpiente, o de una viuda negra. Es una contradicción que en un sitio donde nada cambia cada día sea distinto, cada día sea el siguiente de los que me quedan y no uno más.
Creo que te entiendo y yo que tú, si pudiera me iría a Tyler, Honolulú o la Conchinchina.
SalU2

Anónimo dijo...

no te engañes Andriu,

tú sabes que nada sigue igual, excepto el cambio...

(las palabras boomerang q se vuelven contra una mismo)

Rbc

Andriu dijo...

Dracón de Salander: envíame esa balada croata, cuando tenga una cita la pondré de fondo, encenderé velas y le diré ardientemente a la chica: "Tak tebja i rastak v referendum i demokratjej". Espero que no sea ninguna guarrada.

Es verdad, X, que Tyler es tierra de soles de justicia y de diluvios universales. Ya sabes: todo a lo grande, don´t mess with Texas, y todo eso. No sé si conoces Dovetree Appartment´s, donde yo viví. A un profe español vecino mío casi le entra en casa una serpiente de esas...

Sí, Rbc, ya me percaté que el propio título del blog es un boomerang que se niega a sí mismo; por ahora.

Un abrazo.

X dijo...

No lo pude evitar y hoy cuando volvía a casa pasé por el mil (no me funiona el uno)600 de Rice. Era raro estar allí donde alguien vivió una experiencia muy similar a la que estoy viviendo. Es como recorrer esos lugares que has visto antes en una película o que has leido en un libro...
Es cierto que este Tyler conservador y provinciano tiene algo que atrae.
Creo que en cada lugar en el que vives o en cada amigo que haces vas dejando pedacitos de ti. Creo que tú aquí en Tyler dejaste un trozo bastante grande.
SalU2

Montse dijo...

Vale, ya sé, dije que no iba a preguntar, pero como el título de este blog, me niego a mí misma, así que pregunto: Andriu, ¿la interpretación de Dracón era acertada? Es que yo cuando leí el post no entendí en absoluto así.

Saludos, Montse

Dracón el filósofo dijo...

Andriu, si lo de mandarte la canción va en serio, solicito dirección a la cual enviarla

Respecto a esa parrafada, una de dos: o traicionas tu ideales, o la chica te ve como un pervetido, ya que significa:

"Que le f..... al referéndum y a la democracia"

Dracón de Salander-Doofenshmirtz

Gaby dijo...

No sé por qué me da gusto que Smith siga siendo un condado "seco" y más gusto que viva en Dallas donde ya localizamos lugares que venden alcohol hasta medianoche (una rareza en este país). Tienes razón, East Texas perdería su esencia.

Andriu dijo...

Oye, X, no deberías decir esas cosas: con lo de que no te funciona el "1" te has delatado, sabemos cuál es el teclado desde el que escribes, tenemos tus coordenadas, tenemos tu casa rodeada, salga por favor con las manos en alto, todo lo que diga podrá bla, bla, bla... Es broma. Ahora en serio: ¡Pasate por el 1600 de Rice Road! ¡Vaya! Apunta: detrás de la segunda estantería del pasillo de los cereales del Brookshire´s de Rice Road con Broadway dejé atada una pequeña llave, cógela, ve a las canchas de tenis de Faulkner Park, desmonta el bebedero de aguia, saca la cajita de latón que hay allí y utiliza la llavecita para abrirla, allí encontrarás nuevas instrucciones... Es broma, desvarío. Perdona, pero es que me divierte mucho esta conexión póstuma Tyler-Teneife. Ahora en serio: ¿a qué te refieres con lo del trozo bastante grande?

Montse, no, no era acertada, haces bien en preguntar.

De Salander: lon_andriu@hotmail.com

Gaby, a esa hora las carrozas vuelven a ser calabazas, las princesas fregonas y, para colmo, cierra la venta de alcohol... ¡El imperio Disney ha hecho tanto daño en el mundo!

Un abrazo.

X dijo...

Ayer fui a buscar la cajita... y desde las canchas de tenis hasta el lugar del aparcamiento en el que tenía el cohce, allí en el Faulkner, me cayó la mayor tromba de agua de mi vida. Empecé a blasfemar en hebreo, aquello sí que era el ruido y la furia.
Ahora en serio, creo que Tyler sigue muy presente en tu vida, me parece a mí, porque parte de ti se quedó aquí.
Siempre me equivoco en estas cosas, así que no me hagas mucho caso.
SalU2

Andriu dijo...

Hay que hacer caso a los americanos y no bajarse del coche a no ser que nos vaya la vida en ello, los riesgos del peatón son excesivos. Y por cierto: siempre me pregunté si el Faulkner venía del escritor. No me pega mucho para una ciudad como Tyler.

Y en cuanto a ese pedazo de mí en Tyler, te juro, Equis, que creo que te equivocas. Si sigue Tyler muy presente en mi vida es sólo a un nivel muy inconsciente, del que no me percato. Tengo recuerdos de muchas cosas a menudo, como no podría ser de otro modo, pero más allá de eso, vivo sin ningún estrago emocional de ningún tipo.

Un abrazo.

El Cizaña dijo...

Por increíble que parezca, siempre preferimos tener la razón, incluso a que algo cambie para mejor.

Tu mente se autoregaló un caramelo al confirmar que el resultado del referendum era el que ella había imaginado hacía tiempo y que se desesperaba por confirmar salivando frente al caramelo.

Me estoy poniendo al día con tus post, y ya ves que el cizaña vuelve con fuerza... un abrazo nene

de nostalgia yo no he visto nada...

El Cizaña dijo...

etiqueta: introspección?

Andriu dijo...

Cizaña: ¿nostalgia, dices?

Anoche el Isi, el Rubito y servidor de camino a los bares en el jeep escuchando a Elvis y de pronto "Loco, qué saben der Quinqui, hace tiempo que no da señales de vida, se le echa de menos" y la réplica del Rubio "En la provenza con la Vane y bla, bla, bla"...

Eso es nostalgia. ¡Me alegro que venga con fuerza el Cizañas!

Un abrazo

pd: ya lo etiqueto.

X dijo...

Joer, Faulkner era del profundo sur, de Mississipi, creo, conservador hasta la médula. Doy por supuesto que el parque es en su honor.
SalU2

Andriu dijo...

Sorry, en escritores norteamericanos estoy pez.