martes, 3 de noviembre de 2009

PaRa SiLviO


"Hay muchas formas de definir el erotismo, pero tal vez la principal sea llamarlo la desanimalización del amor físico, su conversión, a lo largo del tiempo y gracias al progreso de la libertad y la influencia de la cultura y las artes en la vida privada, de mera satisfacción de una pulsión instintiva en un quehacer creativo y compartido que prolonga y sublima el placer físico rodeándolo de rituales y refinamientos que llegan a convertirlo en obra de arte. Tal vez en ninguna otra actividad se haya ido estableciendo una frontera tan evidente entre lo animal y lo humano como en el dominio del sexo, diferencia que, en un principio, en la noche de los tiempos, no existía y confundía a ambos en un acoplamiento carnal sin misterio, sin gracia, sin sutileza y sin amor (...) Hacer el amor ya no es un arte. Es un deporte sin riesgo, como correr en la cinta del gimnasio o pedalear en la bicicleta estática"

(Mario Vargas Llosa: inicio y final del artículo periodístico "La desaparición del erotismo")


Foto: Chema Madoz

27 comentarios:

Gaby dijo...

Que se lea "Los cuadernos de Don Rigoberto" del mismo Vargas Llosa donde él mismo extiende sobre este tema...bueno, tal vez le quede el título como "Los cuadernos de Don Silvio".

Anónimo dijo...

Precioso, texto y foto...(joer Andriu, q ninguno es tuyo, ¡cagöensos!)
Rbc

El Cizaña dijo...

Me parece interesante la idea de que el erotismo es la frontera entre lo animal y lo humano.

Quizá podría ser el último atisbo de conciencia en el camino hacia el sexo.

Silvio, ¿tú qué opinas? Como dice Yai, nunca respondes...

Andriu dijo...

Gaby: sí, don Mario también tiene suculentos pasajes de literatura erótica en sus novelas.

Rbc: siento defraudarte, imposible emular a tan grandes artistas; Vargas Llosa y Madoz, insuperables.

Cizañas: a mí también me parece sugerente esa idea e interesante: el erotismo como algo específicamente humano, capaz de trazar una nueva frontera entre los humanos y el resto de animales. Sin embargo, también se me ocurre que lo contrario es posible, a saber: ¿no pueden interpretarse como formas de erotismo gran parte de los ritos con los que muchas especies animales hacen la corte a sus potenciales parejas: cambios de color, engolamiento del pecho, danzas insólitas, ruidos o cantos especiales? ¿es el gemido de una perra en celo una orma de erotismo? O visto del revés: ¿no es nuestro erotismno (cena con velas y música de violines, ropa interior seductora en ella, miradas sugerentes) una forma de entrar en celo? Quizás la diferencia que la madre Naturaleza dispuso entre unas y otras especies es sólo cuestión de grados.

Eso, eso, Silvio: ¿tú qué opinas?

Un abrazo.

El Cizaña dijo...

El erotismo como cortejo humano, me gusta por dónde va esto.

Igual que el animal cuyo cortejo no es del todo acertado se queda sólo en el nido, el hombre que va directamente al grano sin pasar por piropos, caricias, es decir: sin cortejo, es rechazado con mayor probabilidad.

Sin embargo, nos estamos volviendo cada vez más prácticos y vamos directos a la transacción sexual. También ellas exigen cada vez menos el cortejo.

Y es que esta sociedad de consumo es lo que tiene.

El Cizaña dijo...

Hay que ver lo aburrido que está esto desde que apareció Silvio...

Yaiza dijo...

A ver, no hay que confundir cortejo con erotismo. Ejemplo:

-De cortejo: miradas, velas, cambio de color, engolamiento del pecho, un poco de carmín en los labios.

-De erotismo: un apretón de rodilla contra rodilla en el metro, un susurro en el oído para contarte un secreto como primer acercamiento físico.

Puede haber cortejo sin erotismo. La piel no se estremece con el mero cortejo. Las cosquillitas llegan cuando exite erotismo en la acción, producido por cierta proximidad física.

Montse dijo...

Me ha gustado:
La definición de erotismo como "desanimalización del amor físico".

No me ha gustado:

Una parte del último comentario de Andriu, exactamente cuando dice "ropa interior seductora en ella", no esperaba ese comentario en ti. ¿Ellos no pueden lucir ropa interior seductora?, ¿qué pasa que las mujeres tienen que seguir siendo un adorno que estimule a los hombres y no cuenta lo que pueda estimular a las mujeres?

No estoy de acuerdo con:
- Ver similitudes entre el erotismo y el cortejo. A mi juicio, el erotismo tiene que ver con la creatividad y la libertad mientras que el cortejo es una actividad programada por el instinto.
- La afirmación del Cizañas cuando dice "También ellas exigen cada vez menos el cortejo". No hay que confundir el hecho de que las mujeres tomen la iniciativa en el terreno sexual o quieran sexo sin rodeos con el hecho de que quieran sexo sin ingredientes humanizadores.

Un saludo, Montse

El Cizaña dijo...

Yai:

Esas cosquillitas, que tú asocias al erotismo, es la liberación de fermonas, te hacen cosquillitas las reacciones químicas. Ese el inicio de la siguiente fase: el despertar del instinto sexual.

El cortejo ha dado frutos.

Se pasa de un comportamiento instintivo o animal a otro.

Bueno, qué esperábamos

Montse, te has enfadado porque a andrés se le escapó un topicazo, no te imaginas lo que le gusta pasearse en ropa interior...

Y lo que dije yo, eso de que tambien ellas exigen cada vez menos el cortejo, no tiene que ver con la iniciativa, sino con el hecho de quedar para echar un polvo y adiós. Muchas páginas de internet sirven para eso.


me pregunto cómo definirías: sexo con ingredientes humanizadores

Un abrazo

Yaiza dijo...

Cizañas (me dirijo a tí así por mantener tu anonimato),

Entiendo bien lo de las feromonas y las cosquillitas, pero no he entendido nada del resto de tu réplica, exactamente lo siguiente:

"Ese el inicio de la siguiente fase: el despertar del instinto sexual.

El cortejo ha dado frutos.

Se pasa de un comportamiento instintivo o animal a otro.

Bueno, qué esperábamos"

Serías tan amable de explicarlo mejor???

En mi humilde opinión creo que se puede pasar del cortejo al sexo, sin que exista erotismo. Lo que pone de relieve el artículo de Vargas Llosa es precisamente eso. Se pasa directamente del cortejo al sexo, igual que los animales. Lo que nos hace direfenciarnos de ellos es precisamente el erotismo, que por desgracia parece que ha caído en desuso.

El Cizaña dijo...

Sólo quería decir que entre nuestros comportamientos y los de los animales, no hay tanta diferencia.

Pero friendo las sardinas me acabo de dar cuenta del kit de la custión.

¿El erotismo, depende del observador, del observado, o de ambos?


Hasta mañana

Yaiza dijo...

O dicho de otro modo, ¿es posible identificar algo como objetivamente erótico?. Quizás sí. Pero en la medida en que se trata de algo que tiene que ver directamente con los sentidos y por tanto de la percepción...quizás tendríamos que concluir que depende del observador, ya que sería éste el que percibe el erotismo en una imagen.
Aunque no estoy del todo convencida de ello. Lo pensaré mejor.

Yaiza dijo...

Por cierto, Cizañas, ventila bien la casa después de freir las sardinas para evitar el olor (a erotismo? -dirían mis amigos jocosamente-)

Andriu dijo...

Olor a sardinas: Mmmmmm, cómo me pone.

Vaya, qué interesantese ha puesto esto. Por eso las llamo cita-con-miga.

"El erotismo: ¿naturaleza o cultura?"

Intuyo que esto es el núcleo de lo que estamos discutiendo.

La cita (y el artículo) de Vargas Llosa es tajante: cultura. El erotismo para él es un producto típicamente o específicamente humano, el modo que los humanos tenemos de moldear y construir social, histórica y culturalmente nuestra sexualidad. Para decirlo de un modo redundante o circular: el erotismo es el modo que los humanos tenemos de vivir o enriquecer nuestra sexualidad humanamente. Me gusta los ingredientes que aporta Montse: libertad y creatividad. De hecho Vargas Llosa desarrolla su artículo en esa dirección: ilustrando la relación inextricable a lo largo de la historia del hombre entre arte (ámbito por excelencia de la libertad y de la creatividad) y erotismo.

Estoy de acuerdo con esta definición de erotismo y con la distinción que establece entre humanos y (resto de) animales.

Sin embargo, siempre es saludable buscarle los tres pies al gato, hacer de abogado del diablo, examinar y ahondar la parte de verdad que por lo general alberga la antítesis.

(Y ello incluso para un friki de Vargas Llosa como yo)

Y en ese sentido vamos a llevarle la contraria a las chicas (a no ser que se pongan "ropa interior seductora", arma infalible de mujer donde las haya, por su versatilidad y riqueza: medias, corsés, ligas, sujetadores, body, picardías, enaguas, tanguitas; nuestro repertorio, Montse, es mucho mas pobretón: slip, boxer y para de contar).

Y es que aunque el erotismo sea un modo de sublimacion, o enriquecimiento o elaboración del instinto sexual, no deja de tener su base en él y no deja de ser un modo de encauzarlo, de dirigirlo, pero sin que llegue nunca a desaparecer. Es decir, las formas y manifestaciones del erotismo podrán variar a lo largo de la historia y en función de las diferentes épocas y hasta individuo pero nunca dejarán de tener su anclaje en un instinto biológico: la pulsión sexual, que compartimos con el resto de nimales.

A eso iba cuando decía que la diferencia con otras especies animales es una cuestión de grado. La cultura ha mediatizado esa pulsión biológica, ese impulso sexual. Y eso abre un espacio fabuloso para la libertad, la creatividad, la imaginación, la fantasía y el arte. Pero no debemos olvidar el anclaje en la naturaleza de ese espacio de libertad que llamamos erotismo.

No debemos ocultarnos nuestro parentesco con el resto de especies animales ni creernos excesivamente angelicales. Cuando se dice que los ángeles no tienen sexo creo que los tiros van por ahí. No hay nada menos erótico que un ángel, pues nada los vincula al sustrato biológico del sexo. El erotismo no puede desvincularse en este sentido del sexo: es una sublimación del mismo, pero podemos meter la tijera y pretender que no tienen nada que ver.

(SIGO ABAJO: SORRY!)

Andriu dijo...

A eso se refiere el Cizañas cuando relaciona los susurros en el oído con feromonas.

¿Qué es erótico? ¿De qué depende: del observador o del observado?

En primer lugar, yo no utilizaría el verbo "observar", demasiado específico: en la literatura erótica no observamos, sino que imaginamos; cuando nos susurran al ído tampoco observamos. Vamos, que el erotismo no es un asunto exclusivamente visual.

(Sin embargo, es interesante detenerse en el hecho de que dicen que los hombres somos más "visuales" mientras que las mujeres son más sensibles a otro tipo de estímulos. Esta hipótesis, de ser cierta, es parte de la respuesta a la pregunta: la naturaleza, la biología, juega u papel a la hora de decir qué es erótico y para quién)

En segundo lugar, yo creo que la respuesta a "Qué es erótico" ha de ser una mezcla de lo que la cultura y la naturaleza, a un tiempo (aunque no sé en qué porcentaje: está quizás es la pregunta del millón) determinan. Hay factores culturales, históricos, cambiantes, pero también un vínculo con el impulso sexual biológico, natural, que dicho erotismo desarrolla, modula y enriquece.

Un abrazo.

pd: a mí para resultar irresistiblemente erótico me basta con pasear y me sobra cualquier tipo de ropa interior (aunque confieso que en bolas y con tapacuellos soy una máquina de generar líbido)

Andriu dijo...

Por cierto, esto de escribir tan tarde no es por querer tener la última palabra: simple desajuste horario.

El Cizaña dijo...

Aunque existan unos clichés culturales sobre el erotismo, creo que no deja de ser algo subjetivo.

Lo que a algunas personas les puede parecer erótico, a otras les dejará impasibles y a otras tantas les parecerá quizá pornográfico.

A mí, para que algo me parezca erótico, debe coquetear con el despertar del apetito sexual. Algo sutil.

Yaiza dijo...

Andriu: Claro. Claro.

Cizaña: claro. claro.

Montse dijo...

Cizaña, no, no me enfadé por lo del topicazo de Andrés, simplemente me sublevan los topicazos, especialmente los que tienen que ver con los supuestos roles tradicionalmente adjudicados a hombres y mujeres. Y no dejo pasar ni uno, lo siento, os puede parecer radical pero yo creo que no es así. De hecho, hoy en día, pocos son los cavernícolas que se atreven abiertamente a declarar sin tapujos que son machistas, eso no da buena imagen. Hoy, el machismo es algo mucho más sutil, se dan lo que los expertos/as del tema llaman micromachistos: frases, expresiones, topicazos... que siguen relegando a un segundo plano. Y, sinceramente, el papel de mujer-objeto-adorno me toca mucho las narices. (Lo denunciaron muy bien, hace ya años, las chicas de ELLA BAILA SOLA con su canción "Mujer Florero": http://www.youtube.com/watch?v=HP7JPqC1PVY)

Por lo demás, yo creo que el sexo en el ser humano es sobretodo cultura y si acaso un poco de natuleza. Pero creo eso en el sexo, en la alimentación y en casi toda la vida humana. No niego que tengamos necesidades biológicas pero esas necesidades biológicas en el ser humano son especiales, de hecho, somos incluso capaces de ir en contra de ellas de forma voluntaria: huelga de hambre, celibato voluntario, suicidio... Eso pone de manifiesto que en nuestro caso la naturaleza ha pasado a tener una importancia mínima frente al predominio de la cultura. "El hombre no tiene naturaleza sino historia", diría Ortega. ¿Y qué es la Cultura sino la acumulación de todas las historias vividas propias y ajenas?

El sexo con ingredientes humanizadores para mí es el sexo con confianza, con complicidad, con cariño, con dulzura, con amistad, con diversión, con ... Lo de aquí te pillo aquí te mato, que según Cizañas, ahora también lo demandamos las mujeres, a mí sinceramente me resulta insípido. Para eso casi mejor el amor propio que además es más fácil y más cómodo.

Yo creo que entre los seres humanos y los animales hay diferencias insalvables. De hecho, una de las razones que les doy a mis alumnos y alumnas para que aprecien el saber es: "Un ser humano cultivado tendrá mejores relaciones sexuales".

Saludos humanos, no animales. Montse

Yaiza dijo...

Montse, no comparto tu reacción frente al comentario de la lencería fina.
Me declaro firme defensora de la igualdad entre hombres y mujeres. Pero la igualdad en todos los sentidos. Reivindico las capacidades intelectuales de las mujeres como capacidades idénticas a la de los hombres, pero no considero que haga falta renunciar a nuestra femineidad para ello. No se trata de factores excluyentes.

De la misma forma que soy capaz de identificar a un hombre guapo o de admirar un buen torso y un buen trasero masculino, realzado por determinado vestuario que me guste, no veo objeción en que ellos hagan lo mismo con nosotras.

Quizás porque he crecido junto a mis amigos varones (entre ellos Andriu y Cizañas) entiendo su atracción hacia un buen escote y mucho menos he sentido que se me relegara a un segundo plano por ello. Se trata de algo natural que no prejuzga otras cualidades de la mujer.

Es que nunca te has fijado en Brad Pitt, en George Cloney o en los doctores protagonistas de Anatomía de Grey, como quien admira un buen paisaje o una obra de arte?? Yo no me planteo si el Dr. Macizo será un tío inteligente, bueno, sensible, etc. entre otras cosas porque nunca lo conoceré. Me limito a decir que está cañón. De la misma manera que me gusta leer a Javier Marías o a Vargas LLosa en El País sin detenerme en si poseen de algún tipo de atractivo físico. Inevitablemente la belleza estimula unos sentidos y el intelecto otros.

Creo que debemos aceptar con más naturalidad este tipo de comentarios inofensivos, sin complejos de inferioridad, simplemente porque de inferiores no tenemos ni un pelo. De la misma manera que considero que hay que reaccionar a otros que sí resulten verdaderamente discriminatorios o vejatorios para la mujer.

Un saludo.

Andriu dijo...

Montse: respondí a lo del "topicazo" de pasada y en tono jocoso porque no le di importancia, pero Yaiza lo ha explicado mejor. No soy una persona machista ni creo que utilizar el tópico de la ropa interior femenina me convierta en ello. Aunque es verdad que a veces el machismo se cuela sutilmente en el lenguaje también creo que en muchas ocasiones la crítica feminista es demasiado feroz, exacerbada e hipersensible. Y con ello se corre el riesgo de que una causa justa como es la defensa de la igualdad entre mujeres y hombres caiga antipática. No hay que hilar tan fino, creo. La canción de Ella baila sola también me gusta mucho.

Dices:

"huelga de hambre, celibato voluntario, suicidio... Eso pone de manifiesto que en nuestro caso la naturaleza ha pasado a tener una importancia mínima frente al predominio de la cultura"

No estoy de acuerdo con la conclusión:

Eso demuestra que la naturaleza ha pasado a tener una importancia mínima EN ESOS CASOS, QUE SON EXTREMOS Y MINORITARIOS. En la inmensa mayoría de los individuos y en la inmensa parte de sus vidas estamos atados y bien atados a estos impulsos naturales (comida, sexo, vida). No creo que haya en mera coincidencia histórica o moda. Más bien me inclino a pensar que la naturaleza pesa más de lo que estamos dispuestos a aceptar.

En cuanto a opciones personales: a mí también me gusta más el sexo con confianza, complicidad, cariño. Es que en el fondo soy un sentimental.

Yaiza: sabes que nunca se te ha relegado a un segundo plano. Es simplemente que a las hermanas no se les mira el escote.

Un abrazo.

El Cizaña dijo...

Si el sexo fuese algo cultural, no habríamos llegado a tener una cultura.

¿Por qué los bebés varones tienen erecciones frecuentemente cuando los bañan? ¿es cultural?

En la universidad, uno de mis compañeros del colegio mayor, hacía voto de castidad. Un día nos confesó que los impulsos que controlaba durante semanas por el día, acababan brotando por las noches en forma de sueños húmedos.

También pienso que quizá vosotras no tenéis ese instinto tan desarrollado, y nos juzgáis desde la óptica femenina tachándonos de salvajes.

Salud y república, este me gusta más.

Santi dijo...

me perdí...no se en qu epunto pero me perdí....ah, creo que desde no se quien le dijo a no se quien que lo que habia dicho era incorrecto, estaba mal y atentaba contra toda moral....si, definitivamente ahí me perdí...bueno, en realidad no me perdí...me aburrí....y todo por precisar unos líneas que son maravillosas justamente por ser una especie de bruma en las que cada uno se busca, se define...pero ni puto caso, ya digo que perdí el hilo...y todo esto porque Silvio escribe sobre sus experiencias sexuales en las que no atraviesa los terrenos del cortejo o del eortismo, porque digo yo que Andrés le dedico el post par ilustrar al monstruo...otra manera mas sutil de acotarlo...mas sensible que la de "echa ya a este tio"....si no les gusta no lo lean, si quieren leer sobre cortejos vean los documentales de la dos....y yo, que vi mil detalles eroticos y "cortejantes" en su breve dialogo camino de la alfombra del cuarto de Galoha (que no se si la había pero se me dispara la imaginación)...a otra velocidad, desde luego, pero vivo e intenso como un retosar furtivo de dos hurones ...ya ves, me aburrí y me divertí.

Montse dijo...

Querida Yaiza: Yo sí comparto mi reacción frente al topicazo de Andriu. Trataré de explicarme.

En primer lugar, quiero dejar claro que estoy segura de que ANDRIU NO ES MACHISTA (Andriu lo sé, no hacía falta que lo aclararas). De hecho, en mi comentario no afirmé en ningún momento que lo fuera, lo que dije y sigo manteniendo es que su comentario, su topicazo, era machista.

Yaiza, tampoco dudo de que en tu relación con tus amigos (Andriu y Cizañas, entre ellos) nunca te hayas sentido relegada a un segundo plano. No obstante, ni tú ni ellos sois una representación significativa del mundo. Si el mundo fuera como vosotros y los valores que vosotros representáis fueran los valores representativos del mundo actual, quizá estaría de más sublevarse ante ciertos topicazos machistas. Pero, lamentablemente, sois una afortunada minoría. Lamentablemente, en el mundo de hoy la mujer sigue estando relegada a un segundo, tercero o quizá inexistente plano. Que esto es así en los países menos desarrollados parece claro: lapidación femenima, ablación de clítoris, feminización de la pobreza y el analfabetismo, etc., etc., etc. Y en los países supuestamente más desarrollados, aunque parezca lo contrario, la cosa tampoco está como para tirar cohetes: violencia machista (casi 80 mujeres murieron en España el año pasado víctimas del machismo); techo de cristal: en 30 años de democracia que yo sepa todavía no ha habido una presidenta del gobierno, los puestos de responsabilidad de las grandes empresas siguen estando ocupados mayoritariamente por hombres pese a que lo expedientes académicos de las universitarias suelen ser mejores que los de los universitarios, a las ministras son juzgadas por sus vestimentas mientras que no conozco a ningún ministro que haya sido juzgado por ello, si mi sobrina lleva la ropa sucia todo el mundo piensa que su madre (mi hermana) es una descuidada mientras que nadie lo piensa de su padre (mi cuñado) y ambos tienen el mismo trabajo fuera de casa (profes). Y así casos y casos casi imperceptibles pero que ponen de manifiesto que aún falta mucho para que se consiga la igualdad real, se ha conseguido la de derecho pero no la de hecho.

Finalmente, en mi modesta opinión, la femineidad no está en la lencería fina, creo que se puede se femenina sin necesidad de usar esas prendas que además suelen picar que no veas.

Es un tema muy largo y difícil de explicar por aquí. Siento que resulte una actitud antipática y que aburra pero a mí me parece muy importante. Creo que hemos de desterrar ciertos topicazos porque el lenguaje transmite valores y hemos de tener cuidado.

Salud y República, a mí también me gusta más. (Y hablando de república y monarquía, en pleno siglo XXI nos estamos tragando sin que nadie proteste por ello que Felipe sea el sucesor por ser chico y no lo sean ni Elena ni Cristina. Conste que la institución en sí me parece retrógrada y caduca, pero es que además es machista y nadie dice ni mu).

Besos femeninos con ropa interior sin puntillas.

Andriu dijo...

Y Silvio sin decir (también) ni "mu", pese a llevar el post en el título una dedicatoria para él...

Montse:

Gracias por argumentar tan acertadamente a favor de la idea de que el machismo sigue vigente en unas y otras latitudes. Coincido contigo plenamente en ello, como dices, y me consta, como aventuras y aciertas, que también Yaiza lo hace.

No obstante, me parece exageradamente militante y susceptible tu rechazo a la idea de que la lencería femenina resulta erótica, o puede resultar erótica, o así sucede para la mayor parte de los hombres/lesbianas (qué incómodo resulta poner "/" como estas para no herir otras susceptibilidades, qué farragoso se convierte el escribir cuando se quiere ser políticamente correcto: ¿no crees?). Así sucede ya que, en efecto, puede considerarse un tópico, una imagen manida, un cliché. Eso me parece un reproche razonable: mi falta de originalidad a la hora de elegir ejemplos de lugares comunes del erotismo. Pero hablar de "topicazo" implica una beligerancia que sugiere que mi ejemplo es ofensivo. De hecho n lo sugieres: dices claramente que es una muestra de machismo (o de "micromachismo"). Y en eso, como te dije, sí que no estoy de acuerdo. Nadie ha dicho que la feminidad de una mujer se reduzca a su colección de lencería. Simplemente que esa lencería es una forma más (entre otras) de estimular eróticamente la sexualidad y la imaginación del amante. A mí más que un topicazo me parece una verdad de Pero Grullo. Y esta charla empieza a parecerse a un diálogo de besugos ¿no?.

Un abrazo.

Montse dijo...

Andriu: Insisto, me parece lamentable que se apele sólo a la lencería para hablar de erotismo y que además sea así sólo en el caso de las mujeres. A mí me parece mucho más erótico un tipo inteligente y divertido que un tío cachas en canzolcillos de lentejuelas y, del mismo modo, me parece mucho más erótico una chica inteligente y divertida que una chica con bragas de puntillas que pican insoportablemente.

Lo siento, me parece seguir reservando el rol de siempre para las mujeres y NO ME GUSTA, permitidme que lo diga sin que eso cause tanto problema.

Por otra parte, el que tachó de topicazo el recuerso a la lencería fue tu amigo Cizañas yo sólo hablé de seguir manteniendo los papeles de siempre. Relee todos los comentarios y verás cómo fue Ciñazas el primero en hablar de "topicazo" y a partir de ahí yo sí entré al trapo. ¿Por qué no te metes con él?, ¿por qué no lo hace tampoco Yaiza? Ya veo que os encanta meteros conmigo, claro como yo siempre entro al trapo!!!!! jajajaja

Saludos, Montse

PD: De todas formas es curioso que siempre escuezan ciertos temas. Y conste que sé que tú y Yaiza no sois en absoluto machistas, imagina lo que le escuecen a otros/as de cuyo nombre no quiero acordarme...

Chelucana dijo...

No estoy del todo de acuerdo con el texto de Vargas Llosa. Es muy matizable. Y creo que en nuestra herencia cultural hay un gran peso de moral judeo-cristiana y su concepción del amor.

El amor-erotismo ha sido fuente de inspiración literaria y artística, parece haber influído en el curso de la historia y en la política, ha sido objeto de estudio de las ciencias sociales (filosofía, psicología, sociología) y ahora también de la neurociencia(neuroendocrionología, neurofisiología). Hay mucho que decir.

¿Qué es el erotismo sino una conducta de cortejo tan "animal" (natural, innata) como "humana" (cultural, adquirida)?

Me habría extrañado mucho más que, en el supuesto de que a Andriu le gustaran los hombres, hablara de lencería femenina.

No sé, tal vez escriba un post pero... ¿Dónde? :-))

En resumen, y para polemizar:
Yo, animal. ¿Y tú?

Saludos