domingo, 15 de noviembre de 2009

SiLeNciO SePuLcRaL



Anoche abrí el correo de Silvio Lombardi.

Estábamos Santi, María (diseñadora de flyers) y yo. Contamos 1, 2, 3 y leímos:

ES VALERIA

Fue un poco decepcionante.

¿Qué quería decir Silvio con esas dos palabras?

Sobre la marcha le mandé un correo diciéndole que no había entendido a qué se refería, aunque con la incertidumbre de no saber bien si aquel correo se lo estaba escribiendo a un muerto o a un vivo. Hoy domingo he recibido un mail desde la cuenta de Silvio Lombardi. Lo mejor es que lo transcriba aquí y que guarde yo el más espectral de los silencios:

Estimado Andriu,

Ya te dije en su momento que Silvio no se llamaba Silvio en realidad, ni Alfredo lleva el nombre de Alfredo, ni Galoha es Galoha. Tampoco yo me llamo Valeria. Y sin embargo me conoces. O al menos me viste en el Templo de Debod junto a Silvio.

Silvio está ya muerto, pero desde hace ya casi tres semanas.

El día que nos conocimos fui yo quien se quedó en mente con la dirección de tu blog y fui yo quien estuvo leyéndolo durante todo un fin de semana. Me gustó, como te dije. Yo también escribo, aunque no te puedo dar muchos más detalles acerca de mi profesión. Espero que lo entiendas.

A Silvio tenía pensado matarlo desde hacía ya mucho tiempo. El monstruo que he retratado a lo largo de los posts que me has dejado escribir en tu blog durante este último mes no es ni la mitad de despreciable que el Silvio real con el que conviví durante estos últimos años. Y sin embargo una puede caer en esa trampa y enamorarse del hombre equivocado: y amarlo y odiarlo con la misma pasión y fuerza.

Todavía no sé cómo sucedió todo, cómo decidí escribirte y hacerme pasar por Silvio y pedirte que me dejaras publicar durante un tiempo en tu blog. Supongo que comprendí que para poder matar a Silvio Lombardi debía al mismo tiempo crearlo: resucitarlo aquí. Fue todo una forma de expiación, o de justificación, o acaso un acto de vanidad sin más. Los que escribimos somos personas vanidosas. Y sólo ahora me doy cuenta de que también lo somos un poco quienes asesinamos.

Quizás por eso te mando la última foto. Es un tatuaje de Silvio. La policía acabará encontrando su cadáver, de eso no me cabe ninguna duda. Eres libre de ponerte en contacto con ellos y de facilitarles la foto, el contenido de mis posts y los archivos que te envié esta mañana. He sido bastante meticulosa a la hora de mezclar realidad y ficción, así que en ese sentido creo que tengo las espaldas cubiertas. También me he cancelado mi cuenta de correos y hace un tiempo que escribo desde fuera de Madrid, de España, de Europa.

En cuanto a ti, debo agradecerte tu generosidad por haberme permitido crear y desarrollar en tu blog este personaje de ficción: Silvio Lombardi. No te sientas culpable ni cómplice de nada. Aparecieras tú en nuestra vida o no aquella tarde de octubre en el Templo de Debod, lo cierto es que a Silvio iba a terminar asesinándolo de una forma u otra. Hay cosas que no está en nuestra mano cambiar.

Debo pedirte disculpas asimismo por haber contribuído a que parte de tus lectores se hicieran la idea de que detrás de Silvio Lombardi estabas tú. Confieso que la ocurrencia me hizo gracia y en parte soy responsable de ese equívoco. No sé si te diste cuenta pero algunos detalles lingüísticos, algunas equivocaciones en el léxico, fueron puestas adrede para hacer pensar a tus lectores que quien escribía no era un verdadero argentino, sino un mero impostor. Confío en que este equivoco termine aquí y mis experimentos lúdicos entre la realidad y la ficción no te traigan al final ningún problema con la policía.

Ha llegado el momento, Andriu, de decirnos adiós.

Este correo es una explicación pormenorizada del escueto "ES VALERIA" que te envié el jueves. Recibí tu correo pidiéndome una aclaración de verdad y creo que te la mereces. Aquí está. Por otra parte, de modo adjunto te envío algunos ficheros: fotos y un video. Quiero que los abras. Tienen que ver con la muerte de Silvio Lombardi. Puedes hacer con ellos lo que quieras: publicarlos, entregarlos a la policía o eliminarlos sin más una vez los hayas visto.

Un cordial saludo.



15 comentarios:

Anónimo dijo...

Es difícil escribir algo, sobre todo a la espera de esas fotos y ese video, si es que existen y llegan. Sólo se me ocurre hacer la observación de qué útiles pueden ser los análisis lingüísticos en la investigación policial, y por extensión en la novela policíaca. El autor/a del último post no escribe como un/a argentino/a, y sin embargo, según afirma, ha estado imitando el habla del supuesto Silvio, incluso con deliberadas incorrecciones. ¿Puede un no argentino hacerse pasar por tal al escribir, y hacerlo bien? ¿Podría ahora un argentino medianamente culto verificar que quien escribió debía de ser argentino, o no? El autor/a no es leísta (escribe "matarlo", "amarlo", "odiarlo", crearlo", "resucitarlo", "asesinarlo"). ¿No es español/a, dado que la mayoría de los españoles son ahora leístas? Consúltese a la Real Academia

Anónimo dijo...

Otra consideración, como aportación a la cuestión de si Silvio era una invención de Andriu. ¿Se acostaría éste varios días seguidos a las 5 o 6 de la mañana, o se levantaría a esas horas, para escribir los posts firmados por Lombardi? Díganlo los que conozcan sus hábitos nocturnos,

Anónimo dijo...

Esto es lo que se llama, en terminología guionística, un buen "punto de giro".

Congrats ;)

Pafri,

Montse dijo...

¿Que los españoles somos leístas?, ¿quién ha dicho eso? Al menos en mi tierra de leísmo nada y La Mancha es España, creo.

Saludos, Montse

Anónimo dijo...

ehhhhhh.....esto.....viste....y vuelvo a la vida.

Anónimo dijo...

Para aportar un punto de claridad en cuanto a los horarios, uno puede escribir un post y especificar una hora de publicación determinada. Así, Andriu tendría la coartada perfecta en cada momento para justificar que su personaje no es él. Pero sí lo es, confiesa ya!! Alguien que acaba de asesinar no se empeña tanto en aclarar "aspectos lingüísticos". Ese es el empeño de un escritor que necesita enmendar su error para no ser descubierto.
Aún y así, buen punto de giro.

MARONINI dijo...

Cómo se te queda el cuerpo?¿?¿

Flipando voy, flipando vengo.

Saludos atónitos

Anónimo dijo...

Montse: escribí "la mayoría de los españoles son ahora leístas". Esto quiere decir que no lo son todos. De todas maneras, no dijo que el leísmo sea una incorrección, sino un modo particular de expresarse, que, por otra parte, y según creo percibir, está en aumento y goza de una cierta oficialidad. Escritores que no eran leístas, como Juan Cruz, ahora lo son (supongo que con esto delato mi procedencia geográfica). En los titulares de los periódicos, en los telediarios, etc., el leísmo es absolutamente dominante, y supongo que se ha convertido en norma de estilo al menos implícita. Hace unos meses, Javier Marías, que no es leísta, se defendía de una carta al director en la que se le pedía que escribiera correctamente, y ello porque Marías usaba "lo" y "la" en complementos de objeto. Un afectuoso saludo. (P.)

Montse dijo...

(P) Yo no he percibido esa generalización del leísmo, sinceramente.

Andriu, venga, acláranos ya la situación. ¿Quién es Silvio, quién es Valeria, los conociste? Jo, ya no sé qué pensar, qué malo!!!

Un abrazo, Montse

Dracón el filósofo dijo...

WTF???????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????

Por favollllll, que esto se aclare ya...

Yo sigo pensando en que todo esto no es más que una historia de Andriu como ejercicio de su curso, pero...

El Cizaña dijo...

En menudo marrón te metiste...

¿Qué vas a hacer, Flanagan?

Anónimo dijo...

Intriga...dolor de barriga...
Lo de que se lo cargó es algo simbólico, ¿no? como una metáfora o como se llame para poner de verdad un punto y final a una de esas historias tortuosas...¿O QUÉEEEEE?
Rbc

Andriu dijo...

Adiós a Silvio. Publico en los próximos posts las fotos y el video que me envió Valeria y damos carpetazo al asunto.

Un abrazo.

Jueves dijo...

¡Esto es sacarle partido al año de licencia por estudios!... ¡Buen aprovechamiento del máster! :)

Andriu dijo...

Gracias, Jueves.