sábado, 31 de mayo de 2008

cArTa aL FuTuRo 10


"Antes mi íntimo amigo era Quin, pero ahora es Isidro, después Alberto, Quin o Santiago que ahora suele estar mucho con nosotros".

Me asombra y llena de orgullo comprobar hasta qué tiempos remotos se remonta la amistad que tengo con algunos de mis mejores amigos.

En realidad, me asombra y llena de orgullo poder decir que tengo mejores amigos, una expresión un tanto pueril y dogmática, pero que me reconforta.

Han llegado -luego- nuevos amigos y amigas.

Pero aquellos, mis mejores amigos, ahí están, aquí, refutando este blog en su título.

Estuve buscando sin éxito alguna foto del curso 89/90, en que escribí esta carta. Sólo encontré ésta del curso 86/87. Efectivamente, ahí estoy yo, sentado junto a mi íntimo amigo Quin, antes de que le restara algunas décimas a nuestra amistad y le sobrepasara en el ranking Isidro, con quien había pasado un verano de perrerías en un campamento de inglés en Agaete, muy cerca de donde el próximo 4 de octubre se casará, mientras yo estaré muy muy lejos, al otro lado del Atlántico, perdido en tierras tejanas.

Cuando uno crece se pregunta asombrado cómo se podían clasificar a los amigos en un orden variable de preferencias, como si de singles de los 40 principales se tratara. Era, supongo, la época en la que nos hacíamos preguntas como:

"¿Tú a quién quieres más: a tu padre o a tu madre?"

"¿Quién es más fuerte: tu padre o el mío?"

La época en que casi todos los padres o eran karatekas o tenían en casa una ametralladora. La época del "rebota, rebota y en tu cara explota" o del "cruz y raya para toda la batalla"...

Bueno, ya saben a qué me refiero.

Intentaré recordar los nombres de mis compañeros de clase en la época en la que tenía 9 años:

En la fila de arriba, de pie, de izquierda a derecha:

Eduardo, Lalo (Ladislao), José Esteban, Esteban, Gustavo, Ana Dácil, la seño, Victoria, Concheta, Ana, XXX, Judith, Carmen Pilar y Mª José.

En la fila de abajo, sentados en el banco:

Dani, Rafa, yo, Quin, YYY, Alberto, Pachi, Carlos, Alberto Manuel, Tahiche, Gregorio y ZZZ.

¡Vaya! No consigo acordarme de los nombres de ZZZ y de YYY.

Respecto a XXX podría ser Inés pero no consigo ampliar la foto y no distingo bien su cara.

Excepto a Vicky, Concheta, Ana, Tahiche y, por supuesto, Alberto y Quin, a los demás les he perdido completamente la pista.

¡Cómo me gustaría volver a saber de ellos!

Hace ya un tiempo, durante la carrera, me propuse volver a reunir a los compañeros de clase de 8º de EGB de la Aneja. Me puse manos a la obra, con la ayuda de Alberto. Visitamos casas de familiares, preguntamos teléfonos, hicimos correr la voz. Al final conseguimos reunir a un grupito de veinte y fuimos a cenar a un restaurante chino.

Recuerdo que propuse pasarle el testigo de la organización a alguien para repetirlo en años sucesivos, pero la gente estaba demasiado eufórica con las cervezas y el licor de hierbas como para tomárselo en serio. Alguien dijo que no hacía falta organización, que ya nos iríamos encontrando y corriendo la voz para repetirlo el año siguiente...

Ignoraban lo que nos costó reunir aquella noche a gente tan diversa y que había tomado caminos tan diferentes.

No hemos vuelto a hacerlo.

"Ya sólo queda un curso y un día (mañana que es cuando acaban las clases) para despedirse de los amigos queridos del colegio con los que alegres y tristes ratos pasé y que seguramente no los veré ya nunca más a muchos de ellos, por eso voy a poner los nombres de los chicos de la clase para acordarme de ellos, aunque no sean ellos los únicos con que me lleve. Alberto, Isidro, Quin, Patricia, Lorena, Xerach, Silvia, Rebeca, Mónica, Esteban, Victor, José Esteban, Alberto M., Ginés, Ana, Yaiza Perez, Concheta, Inés, Carmen, Eva, Yaiza Peraza y yo".

A muchos de ellos no los veo desde aquella noche de reencuentros en el chino.




10 comentarios:

Yaiza dijo...

Qué recuerdos!!!
Te acuerdas cuando volvíamos andando a casa después del cole??
Siempre me acuerdo de...Odio el nombre de Socorro. Quién puede llamarse Socorro??
Y tú contestaste....
Y recuerdas esos sábados y domingos en tu habitación junto al cuarto de la tele haciendo y rehaciendo láminas de dibujo en 1º de BUP??
Una Petición: Un post sobre esa época en el Cabrera.

También he pensado en buscar tus cartas desde Francia y pasártelas.Será divertido releerlas.
Besos

Anónimo dijo...

Andriu yo también tengo toda la correspondencia desde chez Claude Bernardin, todas guardadas para cuando quieras volver a ellas. Pienso que es más fácil guardar las cartas que los escritos en el ciberespacio y por eso han quedado.
Un beso.
CASTORA

Anónimo dijo...

Buenas! Yai me mandó un mensajito para que no me perdiera este recordatorio. La verdad que me ha hecho ilusión. Yo también tengo muy buenos recuerdos de esa época. Y comparto contigo que a pesar de los años mantengo mejores y grandes amigos de esa época, que aunque a algunos los vea más que a otros, también me sigo acordándo de ellos. Yai, Viqui (para mi Pito), ustedes VAYA CUATRO. El otro día Yai y yo recordábamos las fugas por magisterio y las bombas fétidas que tiraban... Que buenos momentos.
Un abrazo Andrés.
Yaiza Pérez.

Andriu dijo...

Y contesté:

-Mi abuela. Mi abuela se llama Socorro.

jajaja... No me olvido de la cara que pusiste.

Recojo la petición del post sobre el Cabrera... ¡hay tanto que contar!

Y en cuanto a Francia... por ahora esa compuerta está cerrada. Hasta pensar en leer ahora todas esas cartas de golpe me asusta.

Yaiza P.: ¿puedes identificar a alguien más de la clase? ¿ZZZ, YYY, XXX?

Me encantaría saber qué ha sido de José Esteban, el leche, y ver si se convirtió en el científico, académico o sabio que ya apuntaba maneras.

No recordaba lo de las bombas fétidas. Las vendían en "Caprichos" así que me imagino que tendríamos todo el cole apestado...

Un beso.

Montse dijo...

Jooooo, no hace mucho, hice limpieza y tiré todas las cartas que intercambiaba con un amigo mío cuando me fui a Madrid a estudiar. ¡Qué idiota! ¿Por qué las tiraría? No sabes lo que me está gustando tus cartas al futuro. Sigue, sigue, que yo te leeré con ilusión, detenimiento y ganas.

Un abrazo para Andriu para todas/os sus compañeros/as de viaje.

Saludos para tod@s, Montse

PD1: Yo también recuerdo repetir y repetir las típicas láminas de Dibujo Técnico de 1º de BUP, por eso en 2º lo dejé porque me quitaba demasiado tiempo.

PD2: El otro día en uno de mis comentarios dije, saludos de una peninsular que no goda y tú me respondiste saludos de un tinerfeño que no chicharrero. ¿Es que la expresión chicharrero/a tiene un significado peyorativo? No lo sabía, yo tenía entendido que era un apelativo cariñoso. Sácame del error, porfa.

El Cizaña dijo...

YYY: Rubén (el conejo)era el que mejor jugaba a futbol de la clase.

ZZZ: Dani (el cabezon) Con 10 años ya era un friky !!

El Cizaña dijo...

Ariadna!! Tu mito erotico !! tu subconsciente te hizo ponerle el XXX

Andriu dijo...

jajaja...

¡Joder, cizañitas, eres un crack!

¡Menuda memoria!

Ni en 10 años encerrado en un calabozo con la foto de la Aneja en la mano me hubiera acordado de Dani el cabezón.

Lo de Rubén el conejo... ya sabes, nunca estuve en el grupo de los futboleros.

¿Ariadna? ¿la gemela? ¿la hija de "El elefantito" (es decir: de "Juan Tamariz")? Jajaja...

Amigo, una de dos: o tienes vista de lince o memoria de elefante.

Una última pregunta: ¿La "seño" se llamaba Pilar?

Montse: los chicharreros son los de Santa Cruz, los que comían antiguamente chicharros (sardinas), comida de pobres. No tiene un sentido peyorativo... salvo para un lagunero como yo, jajaja. El término por extensión se aplica a los tinerfeños en general, tomando la parte por el todo. El concepto "chicharrerismo" alude a un nacionalismo insularista rancio y casposo, cuya portavocía mediática lidera el periódico "El Día".

Pues no, esas cartas nunca debiste tirarlas. Yo tengo cajas enteras llenas de cartas. Siempre me gustó el rollito epistolar. Ahora desde que los e-mails han borrado las misivas a mano de la faz de la tierra el ciberespacio las tiene almacenadas en mi carpeta "Inbox", mas nunca me da por releerlas.

Releer viejas cartas: demasiada emoción para un corazón tan a flor de piel.

Montse dijo...

¡Ah! No sabía que chicharrero era sólo para los Santacruceros/as. Gracias por la explicación. Sí conocía el viejo pique entre santacruceros y laguneros. Pero como mi amor era lagunero y se autodenominaba chicharrero pues no sabía la historia.

Pero, de acuerdo, a partir de ahora tinerfeños/as será lo más adecuado, ¿verdad?

¿Qué le pasa a tu corazón Andriu? ¿Por qué está tan a flor de piel? Cuéntanos, nosotros/as te escuchamos encantadas/os.

Yo también almacenaba las cartas, pero si te pones a almacenar los papeles acaban echándote de las casa. De todas formas, la memoria guarda todas esas cosas y es el mejor baúl. Aunque en el caso de estas cartas que te digo debí conservarlas, porque leídas casi 20 años después me hicieron percibir cosas que en su momento no percibí. ¡Qué tonta era!

Cambiando de tema, ¿cuánto te vas a Texas?

Saludos de una peninsular (que no goda) con alma tinerfeña (que no chicharrera), Montse

Andriu dijo...

Bueno, ya sabes algo más sobre tu querida isla guanche.

No te creas que la memoria lo atesora todo; ya ves, fui incapaz de retener los nombres de XXX, YYY, ZZZ.

Que cuente... ¡en eso estamos!

El 23 de julio vuelo a Nueva York, el 28 a Austin para un curso de formación de 4 días y a mediados de agosto empezamos las clases: ¡mis veranos cada año son más breves!

pd: a ver si me paso por el CIO, veo que estás igual de agobiada/angustiada que yo. He visto el blog de eduideas y es realmente bueno. Me encanta su claridad, su enfoque y sus opiniones.