lunes, 19 de abril de 2010

En SiLeNciO 2


"El crecimiento orgánico también es silencioso. Las células se dividen, la savia fluye, las bacterias se multiplican, la energía recorre la tierra, y todo sin un murmullo. "La fuerza que como una mecha verde impulsa a la flor" es una fuerza silenciosa. El suelo, esa piel superficial, recibe el nombre de tierra y el planeta también se llama Tierra. Está vivo en su totalidad: late, palpita, empuja. Las esporas microscópicas de los hongos crecen, levantan el pavimento y derriban casas. Oímos el crujido del pavimento y el chasquido de las casas -las creaciones humanas son inevitablemente ruidosas-, pero los hongos crecen en silencio. Tal vez sea comprensible que el silencio nos aterre."

(Sara Maitland: Viaje al silencio)


3 comentarios:

Jueves dijo...

Ah... No tengo cara de seta sino que soy silenciosa... Ahora sí que me callo.

Andriu dijo...

Jueves: ¿Por qué lo dices? ¿Te crece la cara?

Anónimo dijo...

Me encantó!!! MUAK