viernes, 5 de septiembre de 2008

PaTiTo FeO


El primer día de clase les leí "El patito feo".

Es una historia hermosa, con cierta complejidad psicológica apta -creo- para 1º.

El fondo del cuento coincide con esa idea tan americana de la autosuperación y la transformación.

O quizás el metarrelato implícito es más amplio todavía, no exclusivo de la cultura yanqui.

Sin ir más lejos, Betty la fea es la versión contemporánea de "El patito feo".

Al no conocer aún la edad mental de mis alumnos, abrí el cuento con cierta indecisión, temeroso de que encontraran aquella fábula excesivamente infantil.

Quizás aquella historia con animales parlantes les iba a sonar como para bebés de prekinder.

Por eso cuando dos de ellos me dijeron que ya conocían el cuento del patito feo hice un amago de rectificar:

-Bueno, entonces si ya lo conocen mejor leemos otro.

-¡No, no, no!
-gritaron todos, incluidos los dos que habían acrecentado mis dudas- ¡Queremos el del patito feo! ¡el patito feo!

Lo reconozco; esto es algo nuevo para mí.

En bachillerato mis alumnos nunca se han sumado con tanto entusiasmo y brío al grito unánime de:

-¡No, no, no! ¡Queremos el Discurso del Método! ¡el Discurso del Método!

Pero eso ya es otra historia...

Al terminar de leerles el cuento, les pedí que hicieran un dibujo sobre algún momento de la historia que les hubiera llamado la atención.

A mis alumnos les encanta escuchar historias o cuentos, pero más aún les encanta dibujar.

Al rato, me di cuenta de que varios alumnos no habían podido empezar el dibujo:

-Es que no sabemos cómo se dibuja un pato, Mr. Fajardo.

Claro, no había caído en eso...

¿No estarán acaso -pensé- todavía en alguna de esas etapas del desarrollo infantil que describe Piaget en la que sólo se dibujan casas con chimenea y tejado a dos aguas, árboles, nubes, soles y lo que parece ser una familia?

Y lo que es más importante:

¿Sé yo cómo se dibuja un pato?

Un profesor de filosofía puede permitirse el lujo de no saber dibujar pero no ocurre lo mismo con un maestro de primaria.

Así que me acerqué a la pizarra e hice lo que pude...

-¡Pero maestro -protestaron todos- eso no es un pato, sino una gallina!

-Es verdad -tuve que admitir- me he olvidado de dibujarle las patitas de pato.



Así que tracé dos líneas con las que dar consistencia a los raquíticos tridentes que había dibujado por patas y en la imaginación de todos la improvisada gallina se coinvirtió en pato.

Eso sí... en patito feo.

15 comentarios:

Albatros dijo...

¡Enternecedor!




P.D: Regala a tus alumnos(o cualquier persona)el término: "chinijo"

Dracón el filósofo dijo...

Vaya, vaya, cuánto estáis aprendiendo, por partida doble, ellos de ti y tú de ellos...

Un detalle: Obviamente, lo que te dijeron lo harían en inglés, no? Porque en las fotos que pusiste cuando decorabas la clase, en las taquillas, me pareció a preciar varios nombres y apellidos hispanos.

P:D. ¿Todavía no ha salido el laja de la clase?

MARÉA dijo...

A mi esta historia me parecía de pequeña muy deprimente, igual que los dibujitos de "Alicia en el país de las Maravillas"(el gato psicópata me daba miedo) o el hecho de que en casi todas las películas de Disney la madre de la protagonista estuviera muerta, véase Blancanieves, la Bella y la Bestia, La Sirenita, Pocahontas, La Cenicienta, Bambi(se la cargan durante la peli, muy fuerte), Aladdin y seguro que alguno más.

Pero tu intento de dibujar un pato en condiciones y el interés manifiesto de los chinijos es enternecedor.

MILYUNO

Yaiza dijo...

Andriu, esta anécdota es muy representativa de lo que va a suponer este año; tierno, imaginativo y enriquecedor. Me divierte imaginarte dibujando el pato, Lucio, el profesor de plástica de sexto estaría orgulloso de ti. Un beso. Me voy pa los Madriles, daré saludos de tu parte.

Y.

Montse dijo...

Jo, es alucinante lo que cuentas! Cada vez más sé que me gustaría dar clase a los pequeños.

Un beso, Montse.

Anónimo dijo...

Miro tu dibujo del patito, lo amplío y no paro de reirme, pero risa sana por supuesto !! el pico extraño, las alas raquíticas, esa cabeza diminuta, esas patas de palillo. De verdad de verdad es el patito feo.
Conociéndote, te lo tienes que estar pasando en grande.
Muchos besos.
Castora.

El Cizaña dijo...

Magnifica historia para empezar...

No creo que se pueda empezar mejor, en serio.

Pero no paro de mirar ese "pato" y no consigo verlo transformando en cisne... ni siquiera creo que pueda volar...

Un beso, artista

Ricardo dijo...

Ternura, sin duda, de acuerdo con otros comentaristas, es lo que me inspira la anécdota que nos regalas. Y, para que no me digan que siempre me estoy metiendo contigo, te diré que tras esa ternura está tu gran corazón. Me siento muy afortunado de contarte entre mis amigos. Un fuerte abrazo.

P.D.: Estoy muy emocionado porque este curso completo horario con cuatro horas (dos grupos) de "Educación Ético-Cívica" de 4º. de la E.S.O. Os voy a necesitar a Montse, Juanjo y a ti.

Onio dijo...

Llevo unos días leyendo tu aventura americana y no me he podido resistir al salir del anonimato de este voyeurismo bloguero que practico ;-). A ver si te sirven algunos de estos cuentos de un amigo, Javier, que tiene una estupenda voz. Ánimo, da gusto leerte

Chelucana dijo...

¡Vaya aventura, Andriu!
Tienes a todo el mundo pendiente de tus relatos. Conmovedor y emotivo inicio, sí. Ya empiezan a quererte esas criaturas... ¡Claro que ven a la gallina transformada en un "patito feo"! De la misma manera que Saint-Exupéry, cuando era niño, era capaz de ver una boa tragándose un elefante.
He leído por algún lado una cita de Albert Einstein que dice algo así: "Si quieres que tu hijo sea sabio, cuéntale cuentos de hadas. Si quieres que sea más sabio, cuéntale más cuentos de hadas". Así es que, ya sabes, que no decaiga.
Te dejo también este enlace con un artículo de Gustavo Martín Garzo que me gusta mucho "Instrucciones para enseñar a leer a un niño"
http://www.unizar.es/cce/vjuan/instrucciones_leer.htm
Y otro enlace, por si te da por leerles "El discurso del Método" ;-)
http://www.filosofiaparaninos.org/
Voy a darme una vuelta por tu blog, para actualizarme. Besos, Andriu. Se ve que estás disfrutando.

Anónimo dijo...

cansado de rodar, un corto más jefe sioux
me ha dicho el psico que deje de leerte porque corro el peligro de agarrar un avión y plantarme allí, de portero de tu colegio y saludar a los niños cada mañana con la que sería mi frase favorita : "yo soy amigo de Mr. Fajardo"...todos seguro me sonreirían.
bueno mensuc..es jodido escribir un comentario en tu blog...todo lleno de profes, de citas esenciales...lo único un poco fuera de tono es ese...como llamarlo...¿personaje que solo se fija en que el pato fuera capaz de convertirse en cisne, o volar? pero si es mi amigo kinki´s blues...y yo sin saberlo...siquiera imaginarlo...jajajaja
bueno me voy al sobre a soñar con que conduzco tu jeep, vivo allí y espero todos los días tu regreso laboral tumbado en el sofa viendo la edición dela superbowl del 84...y con costillas y "chips" y mas "chips" y "rechips"...saludos y besos jefe sioux
san

Andriu dijo...

¡Qué inspirados y amables comentarios!

Me gusta contestar a todoslos comentarios pero hoy no puedo. He tenido mi primer domingo de ron-resaca en Tyler por fin. Nunca pensé que podría llegar a echar de menos una resaca.

El caso es que he dejado de hacer cosas importantes para mañana y luego me he entusiasmado hablándoles de mis gansitos y ahora el deber me llama.

Pero prometo contestar a todos entre semana, un día en el que pueda respirar.

¡Muchas gracias por estar ahí!

Andriu dijo...

Albatros, ¡son requetichinijos!

Dracón, te noto interesado por la lengua y nacionalidad de mis chinijos. Son todos hispanos. Ya haré un post sobre la enseñanza bilingüe, algo en lo que has sido protagonista y como alumno creo que tienes mucho que decir.

Maréa, a mí también me encanta hablar de literatura (y lo sabes). Otro día discutimos sobre estas grandes obras que me citas. Oye chica, qué acierto tu nick. Me encanta.

Yaiza, qué recuerdos me traes, un Lucio posterior, alumno inolvidable y singular de la facultad (qué será de él) borró el recuerdo del primer Lucio. A mi clase nos daba sociales en vez de plástica. Que me corrija el cizaña si yerro, que para estas cosas (y otras) es un crack.

Montse, dentro de dos o tres meses vuelven a convocarse plazas para USA... Te seguiré dando envidia mientras tanto.

Sí, Castora, me lo paso bien aunque también sabes que estoy currando too much pal body. A ver si afloja esto un poquitito...

Ay, cizañitas, qué crítico de arte más severo te has vuelto. Ya sabes que lo mío siempre fue el dibujo técnico. Como me sacaras de la perspectiva cónica y caballera... mala casa. Bueno, el dibujo técnico y los laberintos ;)

Ricardo, el sentimiento es recíproco, por mucha caña que me des con lo del IMC y demás. Qué bueno que estés ilusionado con la asignatura. El curriculum no creo que difiera mucho del de ética del año pasado. En cuaquier caso, date una vuelta por mi blog de ética: www.nosoloetica.blogspot.com y no dejes e leer "Ética para Amador" de Savater. Bueno, esto es sólo una sugerencia muy personal. Te vas a abrumar con todo el material estupendo que vas a encontrar para esa asignatura.

Muchas gracias, Onio. Los cuentos que linkeas son estupendos y, sí, qué acierto voz grave, lenta e hipnotizante del narrador. He visto que estás puesto en nuevas tecnologías: ¿Qué debo hacer para ver los cuentos en tamaño mayor o pantalla completa?

Chelucana, cómo te agradezco tus sabios comentarios. El arículo de Martín Garzo sobre el jardín secreto me ha abierto los ojos en muchas cosas: en que no hay que querer que los niños crezcan y conozcan cuanto antes, sino al contrario; en que, quizás debido a mi formación universitaria en filosofía, en el pasado he sido acaso un poco Montaigne respecto a los niños; y en que debo tratar de guardar, proteger, cultivar ese mundo de hadas, ese jardín secreto, ese universo de esas personitas insólitas que de repente un buen día -ante el desconsuelo y resignación de sus mamás, y supongo que papás también- desaparece y se esfuma, ya que nada -como quedó dicho- permanece.

Santi, me encantan tus desvaríos fraternales, tus viajes con la imaginación como de guionista, tus cambios de rol, desde conserje, hasta conductor de mi jeep, comiendo chips, rechips, requetechips y mucho arehucas que me habrás traído de las islas. ¿No habías reconocido al kinki detrás del nick del cizañitas? No me lo creo. Oye, en este blog hay sitio para todo: para las citas esenciales, para las paridas y para las salidas de madre (Castora, esto no va con segundas).

Y hablando de citas esenciales, ¿alguna texana quiere mi teléfono?

¡Un abrazo enorme a todos!

Onio dijo...

Bueno Andriu, gracias por el piropo. Pero conste que todo eso son fuegos de artificio, lo importante es lo importante. Me parece que justamente lo que tu haces. Bueno te dejo un enlace a una explicación sobre el cambio del tamaño de los vídeos que espero te sirva. Si no es así, pregunta de nuevo. Será un placer ayudarte. Por cierto, el blog más "serio" donde escribo es este http://www.iesolontigi.net/blogs/antonio/.
Saludos

Onio dijo...

Versión vegetal del cuento del patito feo.