jueves, 4 de diciembre de 2008

DiFeReNciAs RaZoNaBLeS


Llegamos casi de noche a San Fancisco, persiguiendo al sol.

Puse mi reloj en hora y gané así 120 minutos de vida.



En seguida empecé a fijarme en las diferencias.

La ciudad de Francisco o el estado de California se convirtieron desde el principio en el revés o el contrapunto de Tyler o de Texas.



¡Cuánto tiempo sin ver un transporte público!

Mi madre va a venir en enero a Tyler-city y cuando regrese a Dallas, desde donde vuela, probablemente tendrá que cogerse una avioneta, pues no hay otro transporte público a la vista.



De entre todos es sin duda el tranvía el medio de transporte público con más encanto de la ciudad.

San Francisco, Lisboa, Buenos Aires...

...y desde hace unos años, je je, Santa Cruz de Tenerife.



Otra de las excentricidades de San Francisco es la de la existencia de peatones.



En San Francisco la gente camina por la calle.

Es más, sube cuestas.

Transita por unas vías singulares denominadas aceras o pretiles, que han usurpado a los automóviles su espacio natural.



También hay carriles bici.



Aparcamientos para bicis en los parques o a la entrada de los restaurantes.


Y por cierto, aquí no todo es XXL-sized, como en Texas.

Si tu bici es pequeñita, como esas que circulan por Barcelona, no pasa nada.



En San Francisco, a diferencia de Tyler, en donde todo en apariencia es perfecto, parece percibirse un cierto inconformismo social.

La gente parece tener ganas de expresarse.

E ideas.

Un cierto grado de vandalismo urbano siempre es saludable.



En San Francisco, of course, también hay tiendas hasta decir basta.

Pero no todas son la misma tienda.

Tyler tiene los mismos establecimientos, con sus mismos escaparates y sus mismos empleados amabilísimos (convenientemente adiestrados), que Longview, que Jacksonville o que Palestine, por nombrar sólo algunos de los pueblos-ciudades de los alrededores.

Supongo que esto es extensible a todo el territorio USA y alrededores, o sea, al resto del planeta.

Cosas del capitalismo triunfante.



San Francisco también tiene su barrio hippie, que ha sido colonizado actualmente por el rollo new age y esotérico, lo indie y cierto neohippismo sincrético.

Tanta heterogeneidad identitaria y espiritual sería difícilmente asumible por uno de nuestros baptistas.

Me imagino la guerra de religiones que se montaría aquí en Tyler entre unos y otros a cuenta de todo lo relativo al alma (y al sexo).



San Francisco también tiene -¡ojo avizor, amantes del sushi!- un barrio japonés y algunas manzanas más allá alberga el barrio chino más grande del mundo.

Todavía me pregunto cómo coño no me traje ninguna lata de sardina.

A los chinos y a los japoneses lo que más cerca les queda cruzando el Pacífico es San Francisco.

Los primeros inmigrantes chinos se instalaron en la ciudad durante la segunda mitad del siglo XIX.



En San Francisco sólo hay una bandera tan grande como esas mastodónticas de Texas y de USA que tan a menudo se exhiben por aquí:

La bandera del orgullo gay del barrio de Castro, la Chueca americana.



Aquí se proyecta cine "alternativo".

No obstante, alguien me comentó que esta peli llegaría a Tyler.

Lo más seguro es que te tomen los datos, como cuando te quieres tomar una cerveza.



En San Francisco hay muchos artistas y los ves en las calles y parques, tocando, bailando o pintando.



Eso sí, de la pasma no se salvan ni los californianos.

Siempre tocando los cojones, vaya.

No creo que prohibiendo a esta gente exponer al aire libre vayan a salvar ninguna vida.



San Francisco está tapizada de grafittis.



Y de hermosos murales.



Abunda el pescado fresco y el seafood en general: cangrejo, gambas, langostinos, langosta, pulpo, calamar, mejillones.

Traté de aprovechar el tiempo antes de mi regreso a las BBQ ribs y las hamburguesas.



No sólo debido a la dieta hay apenas obesos en San Francisco.

La ciudad está plagada de gente caminando o haciendo jogging a todas horas.



San Francisco tiene puerto.



Tiene playa.



Y por encima de todo, al fondo, sirviendo de rúbrica a la ciudad, está, inconfundible y siempre distinto, el puente, el Golden Gate, el gigante de metal que da consistencia y carácter a San Francisco.


12 comentarios:

El Cizaña dijo...

Jeje... me recordaste al Fraguel viajero...

Yo lo que me pregunto es quien coño fundo Tyler, y quien redacto su plan urbanistico.

Bello San Paco.

Anónimo dijo...

Buenas Andriu,
muy chula la crónica; eso sí, se desprende que estás de Tyler hasta los cojones (sí, ordinaria otra vez).
Por cierto, apunte revelador: en Bilbao también hay tranvía (una bilbainada típica).
Venga Mr. Fajardo, necesita Ud. una sesión intensiva en el Caffé Tazza ese, para exorcizar pesadumbres de las que nos asaltan de vez en cuando (claro, también corres el riesgo de intensificarlas, en plan catarsis total)
No te puedes largar así de Tyler sin más y dejarnos sin los relatos de las excelencias yankees.
Cuídate, un abrazo,
Rbc(por eso del inconformismo social que comentas)

Dácil Melgar dijo...

Cuántos recuerdos...no es que visitase muchas ciudades de USA, pero sin duda la más animada y sugerente fue San Francisco.
Yo apenas tengo fotos de cuando fui...me alegró ver la ciudad otra vez. Besos Andriux.

Montse dijo...

O sea que si alguna vez pensamos en irnos de profes visitantes a EE.UU ni de coña se nos ocurra elegir Tyler y optemos por San Francisco a ojos cerrados.

Estoy con Rbc en que tus últimas crónicas ponen de manifiesto que estás hasta los ... de Tyler. Yo, a diferencia de ella, te planteo ¿has pensado en la posibilidad de mandarlo todo al carajo e instalarte donde realmente en estos momentos te apetece estar? ¡Hay que ser valiente, aunque la valentía traiga consigo muchas dificultades!

Por cierto, en Praga también hay tranvía y, en mi opinión, también es el transporte con más encanto. En el paseo que va desde Moncloa a la Ciudad Universitaria (Madrid) están los restos del antiguo tranvía madrileño y cada vez que pasaba por ahí pensaba, ¿por qué carajo tuvieron que eliminar el tranvía de esta bella ciudad? (Ahora que no vivo en Madrid empiezo a adorarla). Ah! no sabía que en Santa Cruz hubieran puesto tranvía, últimamente es que le he sido infiel con sus islas hermanas, tendré que ir por allí para respirar hondo y decirme a mí misma, ¡cómo me gustaría vivir aquí!

Que seas feliz, un abrazo, Montse

Dracón el filósofo dijo...

Como ya han dicho por aquí, Andriu, se te nota un egg que estas fins els cullons de la ciutat de Tyler...

(Así como yo estoy igual respecto a Arrecife, quiero salir de aquí!!!!!!!!).

El tranvía tendré que tenerlo en cuenta si alguna vez llego a pisar el suelo de Belgrado. Como ves, el tranvía no es sólo exclusivo de las ciudades que nombras.

Y ahora aquí, in Spain, a gozar de un puente mas laaaaaaaaargo que el Propio Golden Gate.

P.D. Pudiste ver Alcatraz, aunque sólo fuera la isla? Queda algún resto de Al Capone?

Chelucana dijo...

Andriu, te aseguro que no voy a preguntarte si estás hasta los Tyler de que tus amigos y familiares coman eggs en San Francisco, je, je.

Me ha encantado tu relato fotográfico de esas dos ciudades, de esos dos estados, de ese país, en definitiva, tan lleno de contrastes. Sigo pensando que es una experiencia inolvidable y envidiable :-)

El banderón gay es impresionante. Dudo que quepa algo así en el barrio de Chueca ;-) En todo caso para cubrir el cielo de su plaza y convertirla en una carpa. Se la voy a mandar a mi amiga, que le gusta lucir banderas arcoiris en sus fiestas de cumpleaños :-)

Montse, es cierto, aún hay calles en Madrid que conservan los railes del tranvía. Ahora tenemos tren ligero, que conecta el metro con algunos municipios de la periferia. Más moderno, pero con menos glamour que el tranvía, sin duda.

Besos

dra jomeini dijo...

San Francisco tiene todas las cosas que le faltan a Nueva York, entre ellas, ese encanto de pueblo con sus casitas pintadas y ese mar...
Me ha encantado volverlo a ver en tus fotos (sobre todo, porque es muy distinto verlo con ese cielo gris melancólico. Yo fuí en verano).

Albatros dijo...

From San Francisco, Bloguero ninja en acción.

Santi dijo...

En la Caleta hay tranvia. Punto.

Has de quedarte en tyler porque es una experiencia diferente, porque sin duda han pasado ya 4 meses de tu experiencia tiosamnesia....y vuela el tiempo. Quizas un segundo año en Tyler si que seria poco recomendable para tu salud...pero que no habras pensado tu, eh? Bueno nene estoy de puente de la Constitución por Lalagun.....alucino de como cuando se vive fuera y se retorna a casa las calles te hablan, las jodidas piedras te saludan....y el futuro? apunta a Limón...imaginate. Comando again.

Andriu dijo...

Es verdad, cizañas, el comentario de las aceras me quedó muy fragueliano. Siempre me fascinaron esas postales que mandaba desde el mundo exterior.

Tranquila Rbc, que aún quedan algunas crónicas más antes de que deje Tyler.

Dácil, estuve en "el parque", si es que tereferías al Golden Gate Park, aunque con una tendinitis jodidísima que hizo que fuera arrastrándome, más que cojeando.

Montse, no estoy tan hasta los... de Tyler como parece desprenderse de mis crónicas. Tengo mucho aguante y también mucha facilidad para disfruar casi en cualquier lugar en el que viva. Por otra parte, llevo demasiado poco tiempo en Tyler como para dejar esta experiencia "a medias". Ya hablaré más al respecto. Por cierto, la convocatoria para el curso próximo está a punto de salir.

Sí estuve en Alcatraz, Dracón. También lo contaré si tengo ocasión: se me acumulan en la cabeza los temas y posts que me gustaría escribir.

Chelucana, aquí en USA todo es grande, descomunal, pero lo son especialmente esos paños identitarios que encuentras por doquier. Me alegro que te gustara la síntesis fotográfica de San Francisco.

Dra Jomeini, es verdad lo que dices al comparar las dos ciudades: New York y San Francisco. Dentro de sus semejanzas, que las hacen destacarse del resto de USA, cada cual tiene su idiosincracia, su peculiaridad. Wittgenstein hablaba en estos casos de "parecidos de familia", como los que se dan entre hermanos. Por cierto, me encanta ese pasatiempo: tratar de desentrañar el alma de una ciudad.

Tú lo has dicho, Albatros.

Santi, cuánta empatía en tu comentario. Me has captado al vuelo y te capto al vuelo. Es verdad lo de las jodidas piedras saludadoras. A mí también me hablaba el risco de Famara. Y por supuesto, en la Caleta: tranvía y Golden Gate. Punto pelota.

Montse dijo...

Lo de la convocatoria me ha sorprendido que me lo dijeras, ¿me lees el pensamiento? La verdad es que en octubre retomé mi aprendizaje del inglés desde hacía 22 años. Y, en parte, esta vuelta al inglés se debe a que tu experiencia me ha contagiado de ganas de, pero no sé. En primer lugar, mi inglés no es aún adecuado como para poder optar a una plaza de profe visitante. Y, en segundo lugar, no sé si estoy preparada para ser tan estoico como tú muestras ser, yo aguanto mucho menos, sobre todo si el aguantar es innecesario. Además, hay unos seres importatísimos para mí a los que necesito ver tan amenudo como sea posible. Así que no sé. De todas formas, cuando se publique la convocatoria, si te enteras y eres tan amable de mandarme el enlace te lo agradecería enormemente.

Un saludo, Montse

Andriu dijo...

Montse, he percibido ese prudente y expectante interés con reservas tuyo hacia el programa de profes visitantes. Y por supuesto que debes animarte. Después de haber hecho la entrevista, si te seleccionan, ya tendrás oportunidad de pensártelo dos veces y renunciar a la plaza o, por el contrario (cosa que te recomiendo malgré tout), seguir adelante y venirte.

Por supuesto, grande y variada es América, esto es, USA. Es una lástima que desde Tyler este país se vea de un modo tan deformado. Y que inevitablemente este blog transmita esa visión a sus lectores.

No te voy a decir que todos son luces y que no haya que tener cierto estoicismo, cierto aguante. Pero creo que vale la pena, que el balance es positivo y que el aguantar no es innecesario.

En cualquier caso, la tarea de valorar tus "pros & cons" es personal e intransferible.

En este enlace puedes ir vigilando la publicación, en breve, de la convocatoria:

http://wwwn.mec.es/educa/jsp/plantilla.jsp?id=130&area=internacional