lunes, 1 de diciembre de 2008

ViAjE iNtEriOr



Volví a casa.

Bueno, a Tyler.

Volví y me encontré todo revuelto: la cama sin hacer, la maleta del insti sin deshacer, la moqueta salpicada de papeles y el blog lleno de comentarios.

Olía a ron y a cervezas.

Alguien había estado haciendo una fiesta en mi ausencia.

O quizás tan sólo se trataba de las reminiscencias de San Francisco, de un espejismo temporal.

Entré a Tyler, con resignación y síndrome postvacacional.

También ellas se habían ido y en mi ausencia habían estado haciendo trastadas.

No era el fútbol el único juego con el que disfrutaban.

Habían cogido toda mi ropa interior de dinosaurios y con mano de artista se habían hecho una pancarta.

Uno nunca sabe qué esperar de sus no-ligues.

En cualquier caso, pa y Yaiza tenían su modo de decir las cosas.

Y ellas, el suyo.

Siempre les gustó montar algo especial para mi santo.

Esa noche me acosté temprano, a pesar de tener la sensación de que San Francisco había supuesto un nuevo punto de inflexión, un escalón más en este viaje interior a Estados Unidos.

Soñé con dinosaurios, con manteles, cortinas y sábanas de franela.

Soñé que en mi escuela había una estantería que habría sido forrada haría un par de décadas con un papel infantil de palmeras y dinosaurios.

Soñé con las palmeras de San Francisco, con las secuoyas de Yosemite, con los tranvías, con el Golden Gate, con una ciudad con aceras que caminar desde las que las casas exhibían carteles de Obama.

Soñé, por cierto, que era profesor visitante en otro estado: California.

Fue un sueño profundo y turbio.

Un sueño brifonte, como Dr. Jekyll y Mr. Hyde.

Mezcla de pesadilla y claridad.

Aún quedaba pendiente la respuesta a esa pregunta.

Porque en San Francisco habíamos andado, habíamos bebido, habíamos pedaleado...

Pero principalmente y por encima de todo le habíamos dado vueltas al tarro y, desde la distancia, alejados de Texas, a años luz de esa otra América, habíamos estado formulándonos y reformulándonos como locos, una y otra vez, la misma pregunta:

La pregunta.

Un regusto a sopa inundó mi sueño:

Sopa de ganso.

En pocas horas sería lunes de nuevo en la escuela.

Quedaban tres semanas para Navidad, para Nueva York, para ver a la family.

Tiempo más que suficiente para ir colgando algunas fotos en el blog e ir escribiendo algunas entradas sobre San Francisco.

Con un poco de suerte en tres semanas la respuesta a la pregunta podría estar algo más perfilada...

11 comentarios:

Anónimo dijo...

La pregunta es la respuesta y esas cosas de filósofos, no?
Ya veo que no necesitabas, en absoluto, los desinteresados consejos que te dábamos Yaiza y yo. Tu dream team de cheerleaders lo demuestra ;)
Después de SFco. lo de Tyler está chupado.
Ánimo con banda sonora de jingle bells.
Rbc

MARONINI dijo...

Bienvenido!!!! se te extrañaba. Nos hemos portado bien después de todo.

La pregunta, dichosa pregunta...¿Cuál será? me pregunto yo.

¿Deduzco que vuelves a casa por navidad?

Besos

Yaiza dijo...

Hola!!!! Bienvenido a casa!!! Te hemos echado de menos, aunque hemos matado el tiempo como se nos ha ocurrido.
La pregunta...¿¿qué cuernos hago yo en Tyler donde no hay ni aceras??

Mil besos nene...pronto, sabor a caldito que estoy cocinando.

Montse dijo...

Interior???? Es hermético. No me entero mucho, ya no lo irás aclarando si es ése tu deseo. ¿Quizá empiezas a sentir que qué haces tú en Tyler?, ¿quizá empiezas a sentir que necesitas algo estable e incondicional en tu vida? No sé...

PD: Esta mañana cuando leí este post en la biblioteca de mi instituto hice un comentario mucho mejor pero, como siempre, la línea de internet falla. ¡Qué mierda!, nos regalan portátiles a todos los profes y tenemos una conexión de mierda, ¡cuánta demagogia!

Un abrazo, Montse

Dracón el filósofo dijo...

Hombre, Andrius has came back to home for Christmas. Very well!!!

Ese vacío existencial nos lo hemos planteado todos en algún momento. De hecho, a mi me está pasando lo mismo que a tí.


¿Qué c... hago yo en esta isla?

P.D. Pronto volverás a casa, y te profetizo que cunado vuelvas de Navidades, tendrás la "crisis del emigrante"

Y hablando de Navidades, espero que las tuyas sean mejores que las mías, porque con esta m.... de crisis, tendré que cenar en Nochebuena sopa de sobre y croquetas congeladas, brindar con agua, y en vez de 12 uvas, 12 garbanzos.

Obvio que exagero un pelín, pero vamos, que la cosa tá mu chunga in Spain.

Saludos existenciales

Montse dijo...

Dracón, tus profes de Filosofía se pueden sentir orgullosos de ti, ¡vaya lujo de niño! Un saludo, Montse

El Cizaña dijo...

Ni tres semanas ni nada,mi respuesta es:

"sí, quiero"

Un abrazo

Albatros dijo...

Andrés...

Albatros dijo...

nunca me contestaste :(

Albatros dijo...

Andrés...¿por qué en tu "driver license" unen tus apellidos con un guión (Fajardo-Juan)? ¿Allí te los consideran como un único apellido compuesto?


Un saludo relleno de amor y ron

Andriu dijo...

Es verdad, Albatros, sorry: En USA sólo USAn un apellido, el de tu papá o el de tu marido si eres mujer y estás casada. A los españoles nos dieron 2 opciones para non liar mucho las cosas: a) conservar sólo el primer apellido; b) convertir ambos en uno sólo mediante un guión. Esto se trata de cara a los documentos oficiales. Yo soy un poco desastre en estas cosas, así que para algunas cosas elegí la opción "a" y para otras la "b". Con un poco de suerte, me echan del país dentro de poco. Es broma.

Cizañas, no. Me temo que este año el amigo invisble lo hago por la UNED.

Dracón, ten cuidado con los filósofos que te metes entre pecho y espalda, que algunos en efecto producen vacío existencial. Es broma también: la filosofía sólo puede alegrar.

Montse, no será para tanto. Por lo menos en tu insti el problema es meramente técnico, no ideológico. Desde mi cole no se puede acceder a muchísimas páginas como YouTube y puede que, también, mi blog. No he querido intentarlo. Nos han metido mucho miedo con eso de los rastros que deja uno en la red corporativa del distrito. En un training al respecto nos dijeron que los mails los guardaban durante 7 años y que en cualquier momento podían ser leídos por alguien de la Administración. Supongo que mucho ruido y pocas nueces, pero por si acaso el blog sólo desde casa.

Maronini, va más encaminada Yaiza en cuanto a la pregunta. Aunque creo que ya lo sabes. Yai, ese caldito huele desde aquí.

Rbc: ¿Cómo sigues firmando con esas consonates crípticas después de lo que ha llovido? A mí me gusta respetar los seudónimos o acrónimos pero de seguir así vamos a pensar de verdad que se trata de la Reserva del Banco Central.

Un abrazo prenavideño a todos.

Chelucana dijo...

Ja,ja. Veo que me he perdido unas cuantas fiestas en tu blog :-)) Eso de dejar las llaves a los amigos tiene sus riesgos, pero es entrañable, ¿no?

Besos y bienvenido a... ¡tu casa!