lunes, 16 de febrero de 2009

LiBrO aBiErTo


He atravesado esta semana dura y gélida de febrero, de enfermedad y cierto desencanto.

Ha llegado a su fin y casi veo, más allá del bosque triste, otra vez la salud y la jovialidad recuperadas.

Algo ha ocurrido por dentro, creo, más allá de lo que haya estado ocurriendo en mis pulmones.

Algo se ha estado fraguando, creo.

Esta semana es como si se hubiera pasado una página de un gran libro en el que me cuento mi estancia en los Estados Unidos.

Sea cual sea su número siento que es la página en la que decido volverme, no repetir.

La enfermedad, ese anticipo de muerte, es fuente no obstante de lucidez.

De repente se van ordenando los pros y los contra.

Las horas de trabajo comienzan a pesar demasiado y a alterar aquella balanza de mi indecisión.

Hay vida, y un sol enorme lleno de promesas de felicidad, más allá de este horario que hace menguar mis días.

Empiezo a fijar la vista, cuando me despisto, en nuevos (y antiguos) horizontes.

Empiezo a despedirme...

Y sin embargo, no quiero irme aún, sino que el tiempo se ralentice y disfrutar cada instante.

Y sin embargo, es éste un libro abierto y a medias, sin final escrito, cuyos personajes y destinos son tan dolorosamente imprevisibles como la propia vida.


12 comentarios:

Montse dijo...

Parece claro, Andriu, a menos que aparezca en Texas "tu media naranja" (que por otra parte parece que últimanente añoras)creo que Texas no te verá el pelo (hablando de pelos, qué pelos? jajaj) el año que viene. Yo, desde que leo tus crónicas sobre los profes visitantes en USA le he dicho a mi hermana Elena que no está claro que pueda contar conmigo para esa aventura. Ella parece que está convencida pero yo... de momento sigo aprendiendo inglés pero sólo por placer.

Un abrazo y me alegro de que estés mejor. Montse

MARONINI dijo...

Ajajá!! parece que te aclaras, o no? y de paso nos lías a nosotros, eso de libro abierto no lo veo tan claro, y si lo está, por lo que veo, se encuentra lleno de jeroglíficos. Ya te dije que no enviaras mensajes ambigüos que nos hacíamos ilusiones con tu regreso.

No, en serio, haces bien plasmando lo que vas sacando en claro.

Un beso literario

Andriu dijo...

El post se titula "LiBrO aBiErTo" pero pensé titularlo "SiN EmBaRgO". Ambos titulos significan lo mismo: que se define en mí, últimamente, una tendencia, y que lo escribo para ponerla a prueba y aclararme. Pero que, al mismo tiempo, la cosa no está tan clara.

Montse, mis crónicas son muy subjetivas, fragmentarias y caprichosas: no son en absoluto fiables para quien coquetee con la idea de venirse de Profesor Visitante y pretenda hacerse una idea cabal del asunto. Por otra parte, este es un país grande y muy diverso. Gran parte de la sociedad y cultura norteamericana reniegan de todo eso que un poco exageradamente he convertido aquí en símbolo de Texas y lo condenan casi tanto como tú has hecho desde el otro lado del charco.

Este año somos 59 profes españoles nuevos en Texas. En nuestro foro hemos discutido mucho si vale la pena la experiencia. Hay defensores, detractores y equidistantes del sistema americano y de la idea de quedarse, al menos, un año más. Pero todos, creo, coincidimos en una cosa: vale la pena. Únicamente una persona de las 59 se ha vuelto antes de tiempo, en navidades.

Así que animo a tu hermana a que se venga y conozca de primera mano el asunto. Creo que es una experiencia de la que no se va a arrepentir. Y a ti también, si no eres todavía una causa perdida: ¡nada como venir a Texas para ver cómo destrozan ese inglés británico y académico que estarás aprendiendo!

Respecto a lo de las "medias naranjas": ¿dónde "parece que últimamente" es eso lo que "añoro"?

Abrazos y besos literarios.

Pedro Villarrubia dijo...

Me alegro que allá a lo lejos asome el sol. Y también porque significa que vuelven la salud y la alegría.

Se me ocurre que ese libro abierto pueda tener más de dos caminos, más que una cara o una cruz. Puede que hayan más matices o alternativas. Yo, si fuese tú, las exploraría. Te queda vivir la primavera allí. Y dicen que es la tierra de las oportunidades. Salud.

El Cizaña dijo...

Yo también me alegro de que hayas superado la duda y la enfermedad.

Disfruta y deja de obsesionarte con encontrar tu media naranja!!

Jeje...

leyla dijo...

Me encanta que pienses en voz alta. Yo, que en este momento estoy ante el mismo dilema “quedarme-volver”, suelo decidir a lo largo del día volver a casa, quedarme un año más y quedarme toda la vida (siempre en este inquietante orden).

Supongo que un día nos levantaremos y tendremos la certeza de qué es lo que queremos hacer. Aunque personalmente espero que ese día no nos llegue pronto. ¿No te parece horrorosa la idea de tener que empezar a decir adiós? Puede que ahí esté la clave.

Me alegra que te hayas recuperado. Y te mando un fuerte abrazo.

Dácil Melgar dijo...

Chico! cuánto tiempo...y te encuentro pocho...y pachucho...Ánimo amigo. Bonita foto.

Montse dijo...

A ver, Andriu, no te vayas por la tangente, ¿añoras o no añoras una "media naranja"? Creía que eras canario pero últimamente pareces gallego, jajaja.

Con respecto a lo de ir de profe visitante casi que lo tengo claro (NO), Elena (mi hermana que haga lo que quiera, yo paso) De momento este verano queremos hacer un curso en Irlanda. Ah! Si vuelves a España, ¿qué hay de nuestro intercambio?, ¿podría ser?

Un abrazo, Montse

Andriu dijo...

Tienes razón, Pedro, los libros y más aún si no son libros sino una metáfora de la vida, si están cargados de algo es de matices. Claro que andaré atento a ellos, ahora que remo en dirección de regreso. La primavera y los preludios del verano son un peligro, para alguien tan sensible al clima como yo. De pronto se alargan los días, las posibilidades de ocio, la alegría... y Tyler vuelve a ser un paraíso. Bueno, quizás exagero: no olvidemos los matices.

¡Joder, Cizañas, te veo en tu papel!

Vaya, Leyla, deduzco de lo que dices que estás en Yemen. Tus días son mucho más dubitativos que los míos: quedarme para toda la vida sí que no forma parte del dilema (a no ser que Montse me encuentre en Tyler mi media-naranja, con pemiso de su jefa de estudios). Coincido con tu sensación: no quiero empezar a decir adiós a todo esto; no todavía.

Tranquila, Dácil, soy un quejica, todo va bien en general.

Montse: ¿qué quieres decir con lo de "media-naranja"? ¿te refires a dos medios cítricos? No sé, últimamente no dejas de sacar el tema, pero no sé adónde quieres llegar... Nada, nada, con lo de Profes Visitantes me remito a lo dicho y mi postura está muy lejos de cualquier proselitismo. En cuanto a lo del intercambio, no lo descarto, pero no el curso que viene: no voy a incorporarme a mi plaza todavía. Llevo 4 años quejándome (sobre todo en este blog, caray) de que me falta tiempo para todo. Si no repito en USA, por fin ha llegado la hora de frenar, cambiar de aires, hacer otra cosa. No obstante, si quieres probar Lanzarote el próximo curso, te propongo una cosa: una jefatura de estudios. Sospecho que la del Blas se volverá a quedar vacante y que a nadie le apetecerá cogerla (en mexicano: agarrarla). Si te apetece me informo y le pregunto a mis compis cómo está la cosa para el próximo curso.

Un abrazo a todos e infinitas gracias por preocuparse por mi estado de salud.

Montse dijo...

Claro que me apetece probar Lanzarote, ¿es que no se nota? Quiero probar una de las islas Canarias para saber si realmente me gustaría o no vivir allí y pedirme el traslado definitivo. Pero primero me gustaría hacer una prueba no definitiva. No obstante, lo de la jefatura de estudios me parece un poco fuerte. Yo creo que para formar un equipo directivo tiene que haber gente muy compenetrada, que tengan un proyecto común, que se aprecien para poder aguantarse cuando llegue el momento, no sé. Además, lo de ser jefa de estudios es complicado si quieres hacerlo bien, en mi insti me ofrecí porque lo que había era patético y había que cambiar pero si no prefiero ser profe de a pie, con mis alumnos/as, mis clases y mis cosas. En cualquier caso, pregunta a ver qué te dicen. Además, aunque quisieran ofrecerme el puesto, ¿eso aseguraría que me concedieran la comisión de servicios? Tú que sabes más de esto, infórmame.

Por otra parte, y tú qué piensas hacer, ¿vivir del cuento? Dime cómo se hace eso que me apunto.

¿No me digas que ahora me vas a preguntar que qué es eso de "las medias naranjas"? Te recuerdo que fue una expresión que tú defendiste e hiciste tuya así que... Pero vamos que lo que quiero decir y lo sabes es que parece que tienes ganas de echarte novia o ya te la has echado o algo. A ver, cuéntanos a la audiencia.

Bueno, veo que estás recuperado y me alegro. Un abrazo, Montse

Andriu dijo...

Montse:

1) Jefatura de estudios: Me parece razonable todo lo que dices al respecto. Respecto al impedimento: quien forma equipo es el director, que es quien solicita se te conceda la comisión de servicios. Son estas comisiones que se suelen dar "sí o sí" pues a la Inspección le interesa que los directores puedan formar sus equipos sin excesivos impedimentos de índole burocrática: el que tu plaza esté en otra Comunidad Autónoma no tiene por qué serlo.

2) "Vivir del cuento": me encantaría; mi sueño sería que me pagaran por escribir. Como eso está un poco difícil, habrá que ver qué se puede hacer si no. Tengo varias cosas en mente. Pero -¡diantres!- lo primero es lo primero: todavía no he decidido irme, recórcholis. Cada cosa a su debido tiempo.

3) Medias-naranjas: Desde luego, Montse, te estás ganando la medalla a la perseverancia. Me pides en un comentario recato y que no me exceda y en otro te atreves con un "A ver, cuéntanos a la audiencia". No veo, de nuevo, de qué manga te sacas eso de "que (tengo) ganas de echar(m)e novia". En cualquier caso, te responderé, porque es absurdo seguir dándole vueltas a lo mismo y exprimir este jugo de fruta hasta la náusea: claro que tengo ganas de enamorarme, joder, ganas de amar y ser amado, pues eso es lo mejor que puede haber y lo que todos buscamos de una u otra forma, aunque esa satisfacción nos la dan tanto amigos, familiares y gatos como eso que -bastante poco en serio- he llamado nuestra "media-naranja" (déjalo en "la pareja" si tanta ripia te da esa expresión). Sin embargo, no veo por qué dices que últimamente añoro o tengo ganas de echarme una novia. No percibo en mí más o menos ganas que hace dos semanas, dos meses o dos años. La idea de, insisto, amar y ser amado de verdad, me parece una de las mejores cosas a las que podemos aspirar en esta vida (aparte de las hamburguesas texanas) pero eso es algo que siento desde hace bastante tiempo y no, por cierto, desde "últimamente". Otra cosa son los ligues y, bueno, tan mal como piensa Ricardo no me va. Pero no es una cosa de la que por ahora me salga hablar aquí, delante de tanta gente y sin un ron en la mano. Cuando se trata de hablar de otra persona, la cosa se vuelve mucho más íntima que una mera meada en el bol del desayuno. Por último: aquellos pelos en la papelera eran de mi madre, supongo.

Un abrazo.

Montse dijo...

Estoy totalmente de acuerdo contigo, Andriu, uno puede contar de sí mismo/a lo que le dé la gana pero cuando implica a otros/as debe ser prudente. Eres genial, de verdad. Y si no te enamoras será porque o eres muy exigente o las que están cerca de ti no saben apreciar lo que vales.

También estoy de acuerdo contigo en que lo de amar y ser amados es algo que tod@s buscamos, o mejor dicho, es la esencia de la vida. Y últimamente percibo más esas ganas en ti no sé por qué, es una corazonada que no tiene por que ser cierta. En cualquier caso, sabes que te deseo lo mejor porque me pareces una persona maravillosa.

Lo de la jefatura del Blas, háblalo, por mí encantada, no tanto por la jefatura cuanto por Lanzarote. Ya me contarás.

Un abrazo, Montse.