miércoles, 7 de octubre de 2009

oTrA dEsPeDiDa


Efectivamente, el último ejercicio de agudeza visual era al mismo tiempo una despedida de las islas, del océano, de los baños en las aguas limpias y bravas del norte de Tenerife.

El sábado por la mañna fui a darme un baño tempranero a las piscinas de Bajamar, antes de la hora en que quedan abarrotadas.



Y allí fotografié estas lapas gigantes de bronce.



De bronce para resistir el empuje del cuchillo veloz y voraz que pretende arrancarlas.



O para perdurar un poco más frente al desgaste infinito del agua.



Habrá que preguntárselo al artista en cuestión.



Y el domingo al Charco de la Laja.

A esto lo llamo yo un completo: como cuando vas a Peter y te pides hamburguesa, papas y perrito.



Los burgados del Charco no son de bronce.



Compañeros de viaje: los libros.

En tierra, mar...



...y aire.



Y por fin Madrid.

¿Qué por qué ando tan escueto?

No sé.


12 comentarios:

Yaiza dijo...

Suicidios ejemplares???

jane dijo...

Mucha suerte, Andrés. Otra experiencia, otros momentos. Sé que los vas a exprimir bien como hiciste en Texas. Y no te preocupes que aquí te guardamos la isla en buen estado. Un abrazo.

Ricardo dijo...

No son necesarios más palabras. Suerte y un abrazo.

Anónimo dijo...

De puta madre es como te va a ir, ya verás. O eso espero.
Rbc

Andriu dijo...

Yai, es sólo un libro, no te inquietes Mamá-polla (con perdón). Lo compré en el Faro contigo y Sergi.

Jane, muchas gracias: ¿en buen estado? ¿hay elecciones autonómicas?

Ricardo: gracias compañero.

Rbc: yo también, espero que funcione tu bola de cristal.

Un abrazo.

Montse dijo...

A veces no hacen falta muchas palabras para decir mucho. Quizá el andar escueto se debe a que estás intentando explicar con palabras algo que no es fácil explicar: las expectativas que tienes al iniciar una etapa llena de posibilidades.

Por fin Madrid, ¡vive! es lo único importante.

Un abrazo, Montse

Andriu dijo...

Pues sí, Montse, creo que los tiros pueden ir por ahí. Aunque en realidad me remito a lo dicho: No sé.

Un abrazo.

Yaiza dijo...

Mamápolla???? Pero bueno!!!

Andriu dijo...

¡¡¡Perdón!!!

¡Quise decir "Mamá-pato"!

Jajaja...

Ya percibía yo que algo fallaba.

Besitos, cua, cua.

Chelucana dijo...

Creo que esto fue lo último que leí, rápidamente, y hoy me detengo en ello y comento.
Un nuevo relato visual. Una despedida de inmersión y la inmersión en una bienvenida. Abrazando Madrid. ¡Bien!

Andriu dijo...

Pues sí: de pequeñito me llamaban "Andrés el pez", je je.

MARONINI dijo...

Fuerte lapa buena pa echarle un mojo por encima!!!

Suerte nene, besos